Alimentos bajos en CO2

Cada vez nos resulta más complicado encontrar alimentos locales en nuestras tiendas y en los supermercados. Las importaciones de alimentos están incrementándose de forma exponencial, con todos los problemas asociados que conllevan.

Ahora, *la gran mayoría de los alimentos que podemos encontrar son kilométricos. Estos han recorrido miles de kilómetros antes de llegar a nuestra mesa y, en su viaje transcontinental, se han emitido millones de toneladas de CO2, contribuyendo de forma decisiva al cambio climático. Sin embargo, tenemos alternativas para que nuestro impacto sobre el medio ambiente y otros países sea mucho menor: con los alimentos bajos en CO2, alimentos locales y de temporada.

Tras realizar un estudio pormenorizado de las importaciones realizadas por el Estado Español en el sector alimentario, hemos comprobado cómo ha crecido el número de alimentos procedentes de otros países, incluso con productos que podemos encontrar cerca de nuestras casas.

0 comentarios:

Publicar un comentario