Globalización y Cambio Climático

10/05/2010 (Ecoticias). ¿Hay alguna relación entre la globalización y el cambio climático? Sobre el cambio climático ya hemos hablado profusamente en artículos anteriores del blog, así que no merece la pena incidir más en ello. Sin embargo, creo que sobre la globalización podemos profundizar un poco más. La globalización es un proceso fundamentalmente económico, que consiste en la integración de las economías nacionales en un único mercado capitalista mundial.

El proceso de globalización acelera, en última instancia, el proceso de convergencia de unas y otras economías, de manera que los países menos desarrollados alcanzan más rápidamente un avance que se acerca al de los países del primer mundo. Este proceso de convergencia y de aumento del nivel de vida tiene como consecuencia un incremento de la demanda de todo tipo de productos y servicios en general, y de la demanda energética, en particular.

Si para satisfacer este incremento de la demanda energética se opta por tecnologías fósiles, emisoras de gases de efecto invernadero, obviamente dichas emisiones se incrementarán a nivel global. Pero esto no tiene por qué ser así. Algunos mecanismos del protocolo de Kyoto tratan precisamente de combatir este tipo de problemas. Estos mecanismos fomentan la inversión de países en vías de desarrollo en tecnologías limpias como la solar, la eólica u otras fuentes de energía renovables, consiguiendo que el efecto positivo del crecimiento económico no se vea ensombrecido por un aumento de las emisiones contaminantes.

De hecho,para los países en vías de desarrollo la explotación de las energías alternativas se consolida como la mejor opción para fomentar y sustentar su crecimiento económico de forma limpia, al convertirse en escenarios idóneos para la creación de centros energéticos de electricidad y biocombustibles. Por ello, la implementación de políticas que promuevan en estos países las tecnologías limpias debería ser una prioridad en los programas de colaboración de los países desarrollados. Y no podemos olvidar, además, que para estos países el desarrollo de las energías alternativas es una oportunidad única para romper la dependencia con los países que controlan el suministro energético y con los que, por razones evidentes, están en condiciones de inferioridad para negociar.

Por tanto, y como conclusión, la globalización y la lucha contra el cambio climático no son, como algunos afirman, términos incompatibles.

0 comentarios:

Publicar un comentario