Método sodis, una manera de purificar el agua

Si en algún momento te encuentras en la necesidad de recolectar agua potable y no cuentas con medios químicos o depuradores cerca, es importante que conozcas el método SODIS. Es una técnica de potabilización para aguas poco turbias, por ejemplo: las de un río o embalse cercano, este método es utilizado en los trópicos por su sencillez y eficiencia a la hora de acabar con los patógenos que provocan la diarrea.
Todo lo que tienes que hacer es llenar botellas de plástico con esa agua y colocarlas al sol durante seis horas sobre una placa de metal corrugada, (un tejado de zinc). Si no tienes la suerte de contar con un cielo despejado y sol brillante, esas seis horas se convertirán en dos días. Es aconsejable batir las botellas para oxigenarlas. Este material corrugado se utiliza ya que la mayoría de lo tejados de las viviendas humildes son de ese material, además el metal se calienta rápidamente con el sol, cediendo parte de su temperatura al agua en las botellas.
¿Cuál es la ciencia tras el hecho? es la suma de los efectos térmicos y de los rayos UVA. Al colocar las botellas al sol, el agua en su interior alcanza temperaturas de 40º c, lo cual mata a casi todos los microbios que puedan estar presentes. Además, los rayos UVA que bombardean el agua provocan daños en las proteínas encargadas de dotar de energía a bacterias como la Salmonella typhimurium, provocando su muerte.

Es importante destacar que el método no es efectivo usando botellas de cristal, ya que la mayor parte de los vidrios no son completamente transparentes para las longitudes de onda requeridas para la correcta esterilización ultravioleta, sin embargo pueden utilizarse bolsas de plástico transparentes ( las que usan en las tiendas de mascotas para trasladar a los peces).

Puede parecer sencillo pero este método podría acabar con buena parte de las muertes infantiles provocadas o asociadas a las diarreas en los países en vías de desarrollo. Conviene recordar que cada día mueren en el mundo 4.000 niños por esta causa.

Y es que a veces, a grandes males simples remedios.

0 comentarios:

Publicar un comentario