Basura Electrónica (e-waste)

La vertiginosa rápidez en que los aparatos electrónicos se mejoran -o lo que es lo mismo, la velocidad con que se vuelven obsoletos- han producido un tipo diferente de desecho, la basura electrónica o e-waste. La basura o chatarra electrónica, o e-waste es todo aquel desperdicio proveniente de aparatos electrónicos o eléctricos -computadoras, celulares, TVs, entre otros .

Los aparatos electrónicos y eléctricos contienen unas cantidades mínimas de sustancias tóxicas, entre estas plomo, arsénico, selenio, cromo, cobalto, mercurio.

· Plomo en tubos de rayo catódico y soldadura.
· Arsénico en tubos de rayo catódico más antiguos.
· Selenio en los tableros de circuitos como rectificador de suministro de energía.
· Cadmio en tableros de circuitos y semiconductores.
· Cromo en el acero como anticorrosivo.
· Cobalto en el acero para estructura y magnetividad.
· Mercurio en interruptores, cubiertas, lámparas de bajo consumo, entre otros.
Mientras los aparatos están en funcionamiento dichas sustancias no producen daño, pero al ser desechados pueden liberar los elementos mencionados, causando problemas para la salud humana, de animales y del medio ambiente.

Los dispositivos electrónicos también poseen metales preciosos como el oro, plata, platino, cobre entre otros. Entonces, ¿por qué tirar a los vertederos los “electrónicos”?

“Un estudio presentado por Plataforma RELAC (SUR – IDRC) informa que entre 1983 y 2005 se vendieron en América latina 94,674,000 computadores; si se considera que el 27 % de estos equipos quedarán fuera de uso, se estaría hablando de 25,561,900 de equipos convertidos en desechos. Siguiendo igual lógica, si para 2008 se venden 117,717,000 PC’s, habrá un total de 46,585,800 de equipos que pasarán a ser basura electrónica.”

Esos 46,585,800 de equipos son toneladas de desechos tóxicos.

Problemas:

Las sustancias tóxicas que libera el e-waste pueden producir:

Daños a la salud humana: El plomo en el cuerpo humano puede causar daño a los riñones, aumento de presión sanguínea, daños al sistema nervioso y el cerebro, reducción de la fertilidad, entre otros. El cromo tiene efectos tales como erupciones cutáneas, malestares y úlceras estomacales, problemas respiratorios, cáncer, alteraciones geneticas, problemas en embarazos.

Cabe destacar que (según BAN, Basel Action Network) algunos países del 1er mundo, como Estados Unidos y otras grandes economías, habían estado exportando basura electrónica a países como China, India, Kenia que es, en teoría, reciclada. Cientos de personas se dedican a rescatar estos desechos para aprovechar los metales como el cobre, oro, plata, etc, exponiendo su salud. Esto a pesar de esos países tienen recursos para manejar esos desechos.

Según un reciente estudio de la Universidad Baptista de Hong Kong, los niveles de dioxinas de Guiyu son los más altos del mundo. Los trabajadores que operan con la basura electrónica están ya tan afectados por dichas sustancias tóxicas, que son cancerígenas y dañan al metabolismo y al cerebro, que sus concentraciones de dioxinas en el cuerpo son entre 50 y 200 veces superiores a lo normal.

Daños al medio ambiente: La liberación de sustancias tóxicas en vertederos contamina el suelo circundante, pudiendo llegar a afectar fuentes de agua subterráneas. Además estas sustancias pueden disminuir notablemente la calidad del aire.

¿Qué hacer cuando los bénditos aparatos -celulares, PCs, lámparas de bajo consumo, entre otros- se les termina la vida útil, se dañan o se vuelven obsoletos?

No lance la computadora o el celular a la basura, no sume volumen de basura a los vertederos, es preferible lo siguiente:

· Donarlo a una persona u organización que la necesite es una buena idea.
· Puede reparar el dispositivo o reutilizar las piezas que pueda.
· Para los inversionistas, invierta recursos en plantas de reciclaje para desechos electrónicos, puede ser un negocio sustentable.
· Para productos no reutilizables como lámparas de bajo consumo deben ser reciclados.

0 comentarios:

Publicar un comentario