Cambios Climáticos afectan a Venezuela: Sequía en el Salto Ángel

Especialistas aseguran que los cambios climatológicos se deben al calentamiento global que sufre la tierra, del cual al menos algunas naciones industrializadas han empezado a tomar conciencia en la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO²). Sin embargo, esto no es suficiente para tratar de estabilizar el equilibrio natural del ambiente en el planeta tierra.

En el caso particular de Venezuela, algunos fenómenos han llamado la atención de la población. El más reciente, es el caso del Salto Ángel, la caída de agua más alta del mundo, aparentemente ha resultado visiblemente afectada por la sequía que en los últimos meses ha reinado en el país.

Unas fotografías publicadas el pasado jueves en la red social de Twitter muestran un panorama que da la sensación de que la caída está bajo una completa sequía.

Por otro lado, el "Relámpago del Catatumbo", registra una inusual "desaparición" que ha causado "alarma" en medios conservacionistas, indicó el ambientalista Erik Quiroga.

Según informó, desde finales de enero hasta el jueves no se ha observado el fenómeno natural, lo que representa su más prolongada desaparición en 104 años. Asegura que el problema se origina con el fenómeno de "El Niño", que ha sumido a Venezuela en la mayor sequía desde 1947 y ha afectado el caudal del río Catatumbo, en cuya cuenca se desarrolla el "relámpago".

La capital de la República y muchas de las principales ciudades del país han sido sumidas en una fuerte ola de calor, en la cual se han registrado altas temperaturas de hasta 45 grados, en lugares como Caracas, donde el promedio es de 27 grados.

Además, residuos de arena y polvo se han acumulado en los cielos de la capital, producto del incendio forestal que desde hace varios días se registra en el Parque Nacional El Ávila, y el cual ha acabado por lo menos con 20 hectáreas del lugar.

En Barquisimeto, la situación es muy similar, desde hace aproximadamente dos semanas, los habitantes de la capital musical de Venezuela han optado por andar un poco más ligeros de ropa y elevar las temperaturas de los aires acondicionados, debido al calor intenso que se han registrado.

Sin embargo, la situación tiende a ser más crítica debido al racionamiento eléctrico que ha obligado a muchos a disminuir considerablemente el uso de la electricidad, tanto en el hogar como en los sitios de trabajo, escuelas, comercios y lugares públicos.

Sin duda, el fenómeno del calentamiento global, aunado al racionamiento eléctrico, por causa de la severa sequía, obliga a los habitantes a modificar sus hábitos y tomar mayor conciencia de la importancia de ahorrar luz y agua, como también cuidar nuestro planeta.

0 comentarios:

Publicar un comentario