COP15: Arrancó la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático

“El mundo está depositando sus esperanzas en ustedes por un corto periodo de tiempo en la historia de la humanidad (…) Al final (de las próximas dos semanas de negociación) debemos poder devolverle al mundo lo que hoy nos dado: la esperanza de un futuro mejor”. Finalmente llegó el día y con estas palabras el primer ministro danés, Lars Loekke Rasmussen, inauguró en Copenhague la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático que se desarrollará hasta el 18 de este mes.

Se trata de la mayor reunión jamás celebrada sobre el calentamiento global que unirá a delegados de 192 países, activistas ecologistas y ONGs para debatir sobre propuestas y posibles soluciones en la lucha contra el calentamiento global.


Como te contamos en otra oportunidad, el objetivo del evento es claro y urgente: trabajar en un acuerdo capaz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Para esto será necesario que los gobiernos se comprometan en contribuir a la adaptación, tecnología y financiamiento que permitan evitar que la temperatura global aumente 2ºC a finales del siglo.

De acuerdo con La Nación, la conferencia comenzó con 45 minutos de retraso con la proyección de una película sobre los pueblos del mundo enfrentados a las consecuencias del calentamiento global. Luego el ex arzobispo sudafricano, Desmond Tutu, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llaman a concluir un acuerdo para evitar que esas catástrofes sucedan en el mundo y que haya centenares de millones de refugiados en todo el globo.

Asimismo, la presidenta de la conferencia, Connie Hedegaard, dejó un mensaje claro en esta apertura: “Esta es nuestra oportunidad. Si la desperdiciamos podrían pasar años antes de que podamos tener una nueva y mejor oportunidad, si es que se llega a tener”.

El gran propósito de la cumbre será que los gobiernos participantes del evento se pongan de acuerdo para reducir en un 50 por ciento sus emisiones de dióxido de carbono antes de 2050. Además, se deberá definir un mecanismo para administrar cientos de miles de millones de dólares para que los países pobres tengan la posibilidad de reducir sus emisiones y enfrentar el cambio climático.

Los desacuerdos entre las diferentes naciones llevan a que nadie crea que sea posible concretar un acuerdo jurídicamente vinculante sobre la reducción de GEI. Sin embargo, lo que sí se espera es que la conferencia de Copenhague permita llegar a un acuerdo político que sea la base de un tratado definitivo que deberá firmarse en la cumbre del próximo año, en México.

Para que esto sea posible, algunos líderes mundiales cuya asistencia al evento estaba en duda, participarán finalmente en la conferencia la próxima semana. Tal es el caso del presidente estadounidense Barack Obama, el primer ministro chino Wen Jiabao, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula de Silva, el primer ministro indio Manmohan Singh y dirigentes de la Unión Europea.

0 comentarios:

Publicar un comentario