Emisiones de dióxido de carbono han aumentado a nivel mundial

Las emisiones de dióxido de carbono han experimentado una subida del 41% desde 1990 hasta la actualidad. Este es un porcentaje alarmante, si tenemos en cuenta que es una referencia a nivel mundial. El dióxido de carbono (CO2) es uno de los contaminantes más importantes y responsable del efecto invernadero. La Tierra comienza a sufrir las consecuencias y se acelera el calentamiento global.

Estos datos son resultado de un minuscioso informe que ha elaborado el International Global Carbon Proyect (GPC). Corinne Le Quéré, profesora de la Universidad de East Anglia en el Reino Unido es la cordinadora a cargo de la investigación. Según lo expresado por la profesora: “Si esto sigue así, nos vamos a un aumento de las temperaturas de 5 o 6 grados de aquí al 2100”.

En el informe que ha elaborado Global Carbon Proyect (GPC) se ha analizado la capacidad que tiene la Tierra para hacer frente a este aumento de emisiones. Hasta hace poco, gran parte del CO2 provocado por la actividad humana terminaba en los océanos o podía ser absorbido por la vegetación. Sin dudas, esto era positivo porque el dióxido de carbono no llegaba al atmósfera y se evitaba el aumento del efecto invernadero.

Pero, según lo expresó la investigadora Le Quéré en una conferencia en Barcelona, en la actualidad los sumideros de carbono son menos eficaces y ya no resisten. Por otra parte, lo más preocupante es que las emisiones han estado creciendo rápidamente durante la última década. Para suministrar cifras más exactas explicó que desde el año 2000 se ha observado un aumento del 29%. Durante esta última década, las emisiones de dióxido de carbono están creciendo un 3,4% por año en comparación a la década de 1990 al 2000.

En gran medida, esto se debe a las emisiones de los países en vías de desarrollo que han hasta triplicado la cifra. Los países industrializados emiten algo menos que las economías emergentes pero la problemática es a nivel mundial y el calentamiento global avanza.

Tomado de: elperiodico.com

Leer más...

Elefanta hecha con cauchos inicia en México gira como embajadora ambiental

Una elefanta fabricada a tamaño real con neumáticos reciclados inició este miércoles en la capital mexicana una gira como embajadora del medioambiente que la llevará a varias ciudades del mundo.

El Papalote o Museo del Niño de la Ciudad de México presentó la figura de esta elefanta que “servirá de conciencia sobre el deterioro de los ecosistemas y sobre los efectos que el cambio climático tiene sobre ellos”, explicó a Efe Tiahoga Ruge, la asesora de medioambiente del museo.

Según apuntó la museógrafa, los elefantes son los mamíferos mas grandes del planeta tierra y “si estos no pueden sobrevivir, no sobrevivirá ninguna otra especie”.

“Son nuestros hermanos ya que son muy parecidos a los seres humanos, valoran mucho los valores familiares, se mueven en grupo y son muy sensibles a cualquier cambio en el medio ambiente”, explicó.

Estos animales necesitan grandes áreas, muy balanceadas desde el punto de vista ambiental, con grandes lugares para caminar, con arbustos y árboles, con agua suficiente y tienen que ser seguros para que no sean cazados, comentó Ruge.

La elefanta se llama Nomkhubulwane, nombre que corresponde a la diosa zulú de la lluvia y la fertilidad, y fue realizada por el artista sudafricano Andries Botha.

Según explicó Ruge, está hecha de materiales reciclados, de ruedas viejas de camión hechas trizas y tejidas y su esqueleto está compuesto por alambre.

Originariamente la figura se realizó para el congreso WILD9 que se celebró este mes en Mérida, sureste de México, y en el que más de 1.500 participantes debatieron sobre temas de medioambiente y conservación de tierras salvajes.

En WILD9 se llegó a varios acuerdos para incluir el tema de la conservación de la biodiversidad dentro de la lucha contra el cambio climático de cara a la próxima cumbre mundial sobre el clima que se celebrará en diciembre en Copenhague.

Después de México, Nomkhubulwane irá a Estados Unidos y viajará por varias ciudades del mundo como embajadora de los elefantes y del medioambiente.

Vía “EFE”

Leer más...

Frase de la Semana



"La Mejor Herencia que Podemos Dejarle a Nuestros Hijos es:

Amor, Conocimiento y un Planeta en el que Puedan Vivir"

Anónimo

Leer más...

Seis grados más de temperatura global si no se toman medidas urgentes

31 investigadores de siete países están de acuerdo. La temperatura global del planeta aumentará seis grados al final del siglo si no se toman medidas urgentes. Teniendo en cuenta que los expertos no creen que salga algo firme de la cumbre de Copenhague, quedará seguir luchando por el planeta.

Además, este aumento sería mucho más pronunciado en los polos, lo que tendría graves repercusiones en todo el planeta. El hielo de Groenlandia se está deshaciendo a un ritmo muy superior durante los últimos años. Los responsables, según el estudio, son los sospechosos habituales: el aumento de las emisiones de carbono, provocado por la industria, el transporte y la deforestación. A partir de 2002, las emisiones vienen creciendo un 3% cada año, frente al 1% al que aumentaban hasta esa fecha.

“Si no se logra un acuerdo en la cumbre, no vamos a ver un aumento de 2 o 3 grados, si no de 5 o 6. Ese es el camino por el que vamos”, advirtió Corinne Le Queré, directora del estudio de la Universidad de East Anglia. Los responsables del estudio piden que todos colaboremos y reduzcamos en una tonelada la emisión por persona de CO2 a la atmósfera. Un estadounidense emite 19,9 toneladas al año, y un británico, 9,3.

Si no, el aumento de las temperaturas a final de siglo provocaría que todo el planeta Tierra se metiera de lleno en un estado extremo de efecto invernadero que no se ha visto desde hace 100 millones de años.

Tomado de: El Blog Verde

Leer más...

COP15: Citas sobre el clima

“Podemos seguir siendo el mayor importador mundial de petróleo o podemos convertirnos en el líder mundial de la exportación de tecnología para las energías limpias”.

-Barack Obama, presidente de los Estados Unidos.

Leer más...

Groenlandia se deshace más rápido que nunca

Diversos estudios, entre los que se encuentran observaciones por satélite, confirman que la masa de hielo de Groenlandia se está reduciendo más rápido cada vez.

Esta pérdida de masa se traduce en formación de icebergs, pero también en deshacer la capa de hielo que cubre Groenlandia y que está provocando que aumente el nivel del mar. En los últimos tres años, la pérdida aumenta al equivalente de 273 kilómetros cúbicos de agua por año, aumentando el nivel del mar 0,75 milímetros cada año.

“Está claro que, basándonos en estos resultados, la masa de Groenlandia se está perdiendo de forma acelerada desde los años noventa”, dice Jonathan Bamber, profesor de la Universidad de Bristol y autor del estudio. De hecho, desde el año 2000 se han perdido ya 1500 kilómetros cúbicos de agua, lo que ha hecho que el nivel del mar haya aumentado 5 milímetros por año.

Los resultados, de hecho, podrían ser incluso peores ya que a medida que el hielo se iba deshaciendo, la nieve que ha caído sobre Groenlandia ha permitido que parte de ese hielo se “recuperara”. De no haber mediado la nieve, la masa perdida podría haber sido incluso el doble.

Fuente: ScienceDaily

Leer más...

COP15: Citas sobre el clima




“Seguimos pidiendo dienro prestado a China para comprar petróleo al Golfo Pérsico que luego utilizamos de distintas formas destruyendo el planeta: eso tiene que cambiar”.

-Al Gore, ex vicepresidente de los Estados Unidos y activista contra el Cambio Climático.

Leer más...

Las jirafas de Niger se salvan de la extinción

La población de jirafas de Níger estuvieron a punto de extinguirse hace tan sólo diez años, pero hoy en día no sólo se ha registrado un crecimiento sostenido de esta especie, sino que también han migrado a nuevos hábitats. Y es que con una pequeña manada de 50 animales, los conservacionistas del país africano -ayudados por el gobierno- supieron proteger la especie y crear un ambiente idóneo que permitió su reproducción hasta llegar a las 200 de hoy día.

Este tipo de jirafa sólo existe en la región del África occidental, donde hace muchos años deambulaban por las vastas extensiones de la zona, desde los desiertos de Chad hasta la costa atlántica. Sin embargo, en la actualidad estos animales en peligro sólo se encuentran en Niamey, una pequeña área cercana a la capital de Níger.

A medida que su población aumentaba, las jirafas empezaron a migrar, así que los animales están buscando nuevos campos, por lo que es vital hacerles un seguimiento para lo cual el gobierno permitió que los conservacionistas compraran collares que permitirán monitorear los movimientos de las jirafas.

Además, las autoridades del país africano prohibieron todo tipo de caza, pues creen que las jirafas les ayudarán a impulsar la industria del turismo.

Se espera que estos animales, que llegan a tener una altura de seis metros, repueblen la región. Esperemos que, con el aliciente que supone el turismo hoy en día, en no demasiado tiempo podamos leer que así ha sido.

Leer más...

COP15: Citas sobre el clima




“Sigue habiendo poderosos grupos de presión que difunden información incorrecta cortada por el patrón de sus intereses”.

-Jean-Pascal van Ypersele, vicepresidente del IPCC.

Leer más...

Vehículos ecológicos

Según un artículo publicado el 28 de agosto de 2006 por Reuters, Japón ha elaborado un plan de acción para liderar el desarrollo de la próxima generación de vehículos y baterías mucho más respetuosas con el medio ambiente, con el fin de reducir su dependencia del petróleo.

Según afirmó el lunes en un informe la comisión creada por el Ministerio de Economía, Comercio e Industria, Japón pretende, con este plan, fomentar la introducción de vehículos ecológicos de vanguardia por etapas.

Según dicho informe, el gobierno deberá establecer también un proyecto para desarrollar las baterías de última generación que impulsarán estos automóviles, por medio de una cooperación entre los institutos de investigación y los fabricantes de baterías nacionales. La comisión contempla también la posibilidad de ofrecer incentivos para generalizar el uso en Japón de estos vehículos, así como para desarrollar la infraestructura necesaria.

Según la comisión, para el 2010, Japón pretende fabricar vehículos biplaza eléctricos en serie capaces de recorrer alrededor de 80km por carga, así como vehículos híbridos un 30% más eficaces en la gestión de combustible.

La comisión espera también que después del 2030 los fabricantes de coches nacionales inicien una fabricación en serie generalizada de vehículos eléctricos, impulsados por baterías fabricadas con una cuadragésima parte del coste de las actuales.

El objetivo del gobierno japonés es tener 50.000 vehículos de células de combustible en sus carreteras en el 2010 y, posteriormente, incrementar el número de uso de estos vehículos hasta 5 millones para el 2020.

De este modo, el tercer consumidor de petróleo del mundo, pretende reducir la dependencia del petróleo de su sector de transporte en un 80% para el 2030.

Leer más...

COP15: Citas sobre el clima




“En este momento la ciencia no deja ninguna opción para la inacción”

-Rajendra Pachauri, presidente del IPCC (Panel Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático de la ONU).

Leer más...

Enorme placa de hielo se desprende de la Antartida y va rumbo Australia

Luego dirán que lo que sucede en la Antartida es otro truco de fotos, que el calentamiento no existe, que todo es fruto de la calenturienta imaginación de Al Gore.

Puede que Al Gore sea un farsante, que a Greenpeace le interese unicamente el dinero, que se especule y hagan fraudes con el calentamiento global, que salgan negocios en virtud de la decadencia ecológica, sí, puede ser posible todo esto: también que hemos contaminado el mundo.

Lamento informar que los responsables somos nosotros. Nuestra apatía, nuestro estilo de vida, todo ha predispuesto los desastres venideros.

¿Acaso teniamos otra opción en un mundo diseñado para el consumismo? No lo sé. O no quiero pensarlo.

El científico Neal Young señaló que se trata de un fenómeno "muy raro, poco común"

Se trata, según este hombre, de una visión que sólo se produce una vez en la vida.

Leer más...

Frase de la Semana



"El mundo se salva si cada uno hace su parte"

Anónimo

Leer más...

COP15: Citas sobre el clima




“El cambio climático es el desafío más grave que se cierne sobre la vida en la tierra y exige un nuevo contrato del hombre con la naturaleza”.

-José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno de España.

Leer más...

De la insolvencia en carbono a los dividendos del clima

La limitación del calentamiento planetario a 2ºC por encima de los niveles preindustriales es absolutamente decisiva, según dicen el G-8 y la mayoría de los mejores meteorólogos del mundo. Si no se trata de simples opiniones de boquilla, las consecuencias serán radicales.

Para empezar, hasta 2050 sólo se podrá emitir a la atmósfera un total de unas 700 gigatoneladas de dióxido de carbono. Al ritmo actual de emisiones, ese “presupuesto” se agotará en 20 años; si las emisiones aumentan como se espera, el mundo llegará a ser antes incluso “insolvente” en carbono. Por eso, la reducción del CO2 y otros gases que producen el efecto de invernadero deberá comenzar lo antes posible. Perder más tiempo hará que los costos se pongan por las nubes y vuelvan obsoleto el límite de 2ºC.

El Norte rico no puede seguir como antes, los países industriales en ascenso deben abandonar la antigua vía a la prosperidad basada en la industria y el resto del mundo tal vez ni siquiera pueda internarse por ella. Sin embargo, las negociaciones sobre los límites de emisiones con cada uno de los 192 países signatarios en el período anterior a la Cumbre de Copenhague, que se celebrará en diciembre de 2009, no han dado indicios hasta ahora de que vaya a haber un cambio tan radical.

Un acuerdo mundial sobre el clima debe ser más sencillo, justo y flexible que el actual Protocolo de Kyoto. Para lograrlo, el Consejo del Cambio Climático de Alemania (WGBU) propone que se adopte una fórmula presupuestaria. La idea es la de que en el futuro se asigne a todos los Estados un presupuesto nacional de emisiones por habitante que reúna tres elementos básicos de un acuerdo justo sobre el cambio climático: la responsabilidad histórica de los mayores países industriales, la capacidad actual de desempeño de los países y la suficiencia mundial de medios para la supervivencia de la Humanidad.

Se trata de una tarea inmensa. En un nivel mundial, es necesaria una rápida y amplia descarbonización de la economía mundial. Todos los países deben reducir su utilización de combustibles fósiles y substituirlos por energías renovables tan pronto –y en la máxima medida– como sea posible, pero, como los países de la OCDE (encabezados por los Estados Unidos y Australia) pronto agotarán sus presupuestos de carbono, aun después de aplicar reducciones muy importantes de emisiones, deben cooperar con los países en desarrollo que aún tengan superávits presupuestarios. Para romper el nudo gordiano de las negociaciones sobre el clima, es necesario ofrecer transferencias financieras y tecnológicas a cambio de la capacidad para rebasar un presupuesto nacional.

Así, pues, una política responsable en materia de clima mundial entraña un cambio fundamental de las relaciones internacionales y, para hacer las innovaciones institucionales necesarias en la gestión de los asuntos mundiales, hace falta valor. Hasta ahora, la riqueza de las naciones ha estado basada en la combustión de carbón, gas y petróleo, pero, si se toma en serio la meta de los 2ºC, en el siglo XXI habrá países que no se hayan internado tanto por la vía de la carbonización (como grandes extensiones de África) o que la abandonen a tiempo (por ejemplo, la India y el Pakistán) y que podrán hacerse ricos ayudando a sociedades que deben descarbonizarse rápidamente.

De momento, todo esto sigue siendo utópico. En su estado actual, los planes de límites máximos e intercambio para reducir las emisiones distan mucho de ser justos y eficaces; una importante mejora consistiría en la creación de un Banco Central del Clima para registrar y supervisar la transferencia de créditos de emisiones. Dicho banco velaría también por que el comercio de derechos de emisión no contrarrestara el objetivo de permanecer dentro del presupuesto mundial total, mediante, por ejemplo, la venta completa de créditos de emisiones no utilizados por determinados países en desarrollo al comienzo del período contractual. Para lograrlo, el Banco Central del Clima debe tener poder para desempeñar su tarea, lo que, a su vez, entraña que rinda cuentas y tenga legitimidad democrática, cosa de la que carecen fundamentalmente organismos multilaterales como, por ejemplo, el Banco Mundial.

También serán necesarios otros cambios en la gestión de los asuntos mundiales: entre ellos, la consolidación de las negociaciones directas entre las antiguas y las nuevas potencias mundiales (los Estados Unidos, la Unión Europea y China) y los países en desarrollo y en ascenso, incluidas nuevas potencias regionales, como México, Egipto, Turquía e Indonesia.

En ese marco, el antiguo G-7/8 no puede seguir funcionando como un centro hegemónico, sino como un intermediario y un órgano preparatorio. Simultáneamente, dentro de una estructura variable de negociación, debe haber vínculos con las numerosas instituciones de conferencias de las Naciones Unidas, así como asociaciones político-económicas regionales, como, por ejemplo, la UE, Mercosur o la Unión Africana.

Esa flexible (y -¡ay!- frágil) estructura de negociación en múltiples niveles sólo puede funcionar en la medida en que esté orientada hacia claras bases morales para la negociación, tenga suficiente legitimidad democrática y reciba apoyo en los ámbitos locales y nacionales de acción. A los dirigentes mundiales les resultará mucho más fácil encaminarse hacia la consecución de grandes metas de cooperación, si cuentan con el apoyo de las visiones del futuro de la sociedad civil.

La de una sociedad con poca utilización del carbono no constituye una situación de crisis, sino la visión realista de la liberación respecto de la vía del desarrollo excesivo, caro y peligroso. En 1963, cuando el mundo escapó por poco de una catástrofe nuclear, el físico Max Born escribió: “La paz mundial en un mundo que se ha vuelto más pequeño no es una utopía, sino una necesidad, una condición para la supervivencia de la Humanidad”. Esas palabras nunca han sido más ciertas.

Leer más...

COP15: Prensa de EE.UU. critica a Obama por el “acuerdo” de Copenhague

Las páginas editoriales de la prensa de Estados Unidos se mostraron duras el domingo con el presidente Barack Obama y lo que él denominó un acuerdo “sin precedentes” contra el cambio climático en la cumbre de Copenhague.

The Washington Times arremetió contra las “fracasadas” discusiones de los líderes mundiales durante la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU en la capital danesa, y se refirió al viernes, la última jornada de la cumbre, como “el día frío de Obama en Dinamarca”.

“El acuerdo prometido (…) fue un anticlímax”, señaló el Times.

“La versión final de tres páginas fue ensamblada en las últimas horas con pocas discusiones y terminó diciendo poco“, dijo el Times. “El tan promocionado acuerdo no promete casi nada, más allá de un fondo de 100.000 millones de dólares para dictadores del Tercer Mundo para ‘adaptarse al cambio climático’, que probablemente incluya la compra de mansiones en el sur de Francia”, agregó.

Por su parte, The Washington Post dijo que el acuerdo “no es audaz” y señaló que aún deben fijarse muchos detalles, pero saludó como “un paso importante” el compromiso de los países en desarrollo a un régimen de verificación.

“Los gobiernos tienen que portarse mejor”, dijo el Post, y señaló un informe de la ONU filtrado semanas atrás que afirma que los prometidos recortes en las emisiones probablemente permitan mucho más calentamiento que el umbral de 2ºC más allá del cual la mayoría de los científicos dicen que el calentamiento global podría tener consecuencias desastrosas.

Mientras, el San Franciso Chronicle sostuvo que el acuerdo sobre el clima era “un resultado para salvar la cara” y brindaba una lección “en complejidad, rivalidades económicas y riesgos financieros”.

Leer más...

COP15: Declaración Final de la ALBA respecto a la Cumbre de Copenhague

Los países que integramos ALBA, denunciamos ante el mundo la amenaza que significa para el destino de la humanidad el resultado de esta Conferencia de Naciones Unidas, celebrada en Copenhague.

En primer lugar, ha sido un proceso de negociaciones viciado por la violación de los principios esenciales del sistema multilateral. Este proceso antidemocrático, no ha reconocido la igualdad de todos; turbio y poco transparente, exclusivo (diseñado para asegurar las posiciones de un pequeño grupo de países).

El Cambio Climático no puede ser un sistema desarticulado de los principios de la Carta de Naciones Unidas: este proceso carece de legitimidad, pues ha violentado todos los principios del multilateralismo y de la Carta de las Naciones Unidas, sobre todo el de la igualdad soberana entre todos los Estados.

La característica fundamental de este lamentable desencuentro, es que un pequeñísimo grupo de países, coordinado y convocado por Dinamarca, ha estado desde hace varias semanas produciendo líneas para un acuerdo, que unilateralmente han denominado “Partes Interesadas”, excluyendo a las grandes mayorías del mundo, estableciendo como criterio la existencia de países de primera y países de segunda.

Mientras la Presidencia de la COP-MOP envió a los países a retomar los grupos de contacto, para avanzar en la redacción y limpieza de los textos aprobados por las Partes como base de la negociación, al mismo tiempo, el Primer Ministro danés convocaba a los Presidentes de un grupo de países a redactar un documento a espaldas del mundo.

Otra ratificación de lo excluyente que ha sido este evento es la convocatoria a un grupo de Presidentes a puertas cerradas, sin participación de la mayoría y sin explicar los criterios de esta elección.

Es claro que no podemos considerar el Cambio Climático sin considerar el cambio del sistema. El modelo de producción y consumo capitalista está llevando a un punto de no retorno la vida en el planeta, resulta un momento crucial de la historia humana y el debate en estos escenarios no puede estar reducido a los intereses económicos de un pequeño grupo.

Hasta ahora es poco lo que se ha logrado, sin embargo la preservación del régimen climático vigente: Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto, es una plataforma importante para avanzar en la defensa de la vida. Aquí tenemos un acuerdo político mundial importante, donde todos coincidimos en que el Cambio Climático es un problema que hay que atender de forma urgente. Donde los países que son responsables históricos del problema han aceptado asumir compromisos de reducción de emisiones cuantificadas (individuales y agregadas) para bajar las emisiones a niveles que permitan que se controle el problema.

El actual escenario retrocede dramáticamente y pretende que olvidemos el protocolo de Kyoto. En esta Cumbre no hemos logrado acuerdos en aquellos puntos que están relacionados con las obligaciones de los países desarrollados: establecer metas de reducción de emisiones o fijar un segundo período de compromisos para el protocolo de Kyoto.

Hay ofertas sobre la mesa, pero ninguna comparable entre sí. Estados Unidos no quiere comprometerse sobre una base de esfuerzos comparable con los otros países desarrollados. Los desarrollados vinieron a esta reunión con una agenda previa, y violentan todo procedimiento democrático para tratar de imponerla.

En el Plan de Acción de Bali, aprobado en 2007, se acordó que los países desarrollados tendrían OBLIGACIONES de mitigación a las cuales se sumarían las ACCIONES de mitigación, voluntarias, de los países en vías de desarrollo.

Ahora, los países desarrollados se abocaron a malinterpretar el Plan de Bali durante dos años, para tratar de utilizar esa manifestación nuestra de voluntad para sumar esfuerzos, como una vía para transferirnos sus obligaciones. Los esfuerzos y la voluntad de mitigación de países en vías de desarrollo no se puede usar como una vía para manipularnos y decirnos, después de que han destruido al mundo, que ahora nos toca a nosotros mitigar para que ellos puedan seguir contaminando, destruyendo, sobre la base de sus patrones explotadores de producción y de consumo.

Aquí hay también un tema de principios. Los países en vías de desarrollo somos naciones dignas, soberanas, víctimas de un problema que no causamos. Este principio moral, fundado sobre las responsabilidades históricas, es la razón por la cual los países desarrollados deben proveer recursos suficientes, para la completa implementación de los principios de la Convención.

La crisis ambiental resultante del incremento de las temperaturas en la atmósfera, es consecuencia del sistema capitalista, del prolongado e insostenible patrón de producción y de consumo de los países desarrollados, de la aplicación e imposición al resto del mundo de un modelo de desarrollo absolutamente depredador, y de la falta de voluntad política para el cumplimiento pleno y efectivo de los compromisos y obligaciones previstas en la Convención y el Protocolo de Kyoto.

Los países desarrollados han sobreexplotado el espacio atmosférico. Esta deuda climática en el marco más amplio de la deuda ecológica comprende tanto una deuda de emisiones como una deuda de adaptación, que debe ser honrada por los países desarrollados. No se trata de una caridad, ni de una limosna, ni de una dádiva, sino de una obligación jurídicamente vinculante.

Los países del anexo I han acumulado en gastos militares en el año 2008 la suma de 1.123 mil millones de dólares. Estados Unidos ha gastado 711 mil millones de dólares en el año 2008, según la solicitud de presupuesto para el año fiscal 2009, el cual incluye 170 mil millones de dólares para operaciones militares en curso en Iraq y Afganistán. Por eso, el mundo sabe que tienen capacidades, lo que no tienen es voluntad política de responder a sus compromisos y obligaciones internacionales para la lucha contra el Cambio Climático. Pretenden utilizar y abusar de las necesidades de los más pobres para forzar acuerdos ilegales.

Hoy a través de los mercados de carbono quieren, aquellos que causaron el Cambio Climático, seguir contaminando, mientras que la carga de la reducción de las emisiones se traspasa a los países en desarrollo. Pensaron que en Copenhague podrían convencernos de comprarnos su derecho a contaminar, ofrecían a cambio promesas de dinero miserables.

1.-Denunciamos con fuerza y solicitamos impugnar los documentos generados por la Presidencia de la COP, sin mandato de las partes, que nos manifestamos abiertamente en contra de los grupos de amigos del Chair. La Presidencia no ha garantizado igualdad de participación en todos los niveles, incluso a nivel Presidencial.

2.- Reiteramos nuestro compromiso con la lucha contra el Cambio Climático, con los principios de la Convención y con la validez, ahora más que nunca, del Protocolo de Kyoto, cuyo contenido consideramos es perfectible con decisiones de las partes y acuerdos subsiguientes, pero que no debemos dejar morir. La complejidad de las negociaciones recientes nos ha demostrado que los intereses económicos en pugna no permitirán un acuerdo si los países desarrollados no aceptan respetar los principios.

3.- En tal sentido, expresamos nuestra voluntad política de continuar trabajando en el marco de la Convención y del Protocolo de Kyoto. El relanzamiento de estas negociaciones debe ser sobre la base del respeto, la inclusión, la transparencia y la legitimidad.

4.- Rescatamos que, mientras la Conferencia fracasaba de forma irreversible, se iban sumando las voces en las calles de los jóvenes que saben que el futuro les pertenece, que denunciaron con fuerza las maniobras de los desarrollados y saben que la lucha continúa. Nos sumamos a sus voces y a sus protestas, las saludamos y las apoyamos. El pueblo debe seguir vigilante.

Hoy más que nunca, ante las lamentables maniobras que se han practicado en Copenhague por mezquinos intereses económicos, reiteramos que ¡no hay que cambiar el clima, hay que cambiar el sistema!


Leer más...

COP15: Citas sobre el clima




No necesitas al hombre del tiempo para saber por dónde sopla el viento”.

-Bob Dylan, cantautor.

Leer más...

COP15: Copenhague acaba con las esperanzas de salvar el planeta

Copenhague ha acabado con las esperanzas de millones de personas de salvar el planeta. Las ONG han calificado de “fracaso histórico” el acuerdo de mínimos alcanzado en la cumbre mundial del clima. Un pacto que no fija objetivos globales de reducción de gases.

El máximo responsable de Greenpeace, Kumi Naidoo, ha culpado a los líderes mundiales del fiasco y criticado un texto que, ha dicho, “no es justo, vinculante ni ambicioso”.

“Durante dos años, desde Bali, hemos trabajado para mostrar a los líderes la urgencia de un conjunto de acuerdos que eviten alteraciones climáticas catastróficas y una pérdida de vidas que ya está ocurriendo a un ritmo de entre 200.000 y 300.000 personas por año, debido a los impactos climáticos. Desgraciadamente, nuestros líderes no han actuado con la urgencia que requiere la situación”, ha señalado Naidoo.

De cumbre histórica, la cita de la capital danesa se ha convertido en la cumbre de la decepción. Desilusión que se respira en las calles de Copenhague, que retoman la normalidad tras dos semanas agitadas.

Nikolaj Heller, habitante de Copenhague, dice claramente que la cumbre ha sido una “porquería”, “una verdadera pérdida de tiempo”.

Leonora Thofte, arqueóloga, señala que “las delegaciones no han tenido suficiente poder para negociar, tenían que esperar a los jefes de Estado. Tal vez deberían haberlo hecho al revés”.

Que los líderes mundiales intervengan al principio es una idea a tener en cuenta para posteriores cumbres, la de Copenhague ya es historia.


Leer más...

Cop15: Un largo y decepcionante parto en Copnehague

Tras dos años de preparación y doce días de intensas negociaciones, el acuerdo de mínimos llegaba pasada la hora de clausura de la cumbre de Copenhague. Estados Unidos, China, la India, Sudáfrica y Brasil lograron cerrar el texto.

El presidente estadounidense calificó el pacto de “un avance sin precedentes”, aunque reconoció que llevará tiempo lograr un tratado vinculante. A pesar de su decepción, la Unión Europea prefirió al igual que Washington un acuerdo de mínimos que irse con las manos vacías.

Los países más críticos han sido Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia y Sudán, que rechazaron el texto e impidieron que se convirtiera en un acuerdo de la ONU.

Durante la sesión plenaria de este sábado, otros países como las islas Tuvalu, en el Pacífico, mostraron su descontento.

Algunos países han denunciado que se sintieron excluidos, ya que el acuerdo fue anunciado incluso antes de que pudieran ver el documento.

El secretario general de la ONU ha asegurado que trabajará para convertir este texto en “un tratado vinculante en 2010”. La próxima conferencia sobre el cambio climático tendrá lugar en México el año que viene.

El Acuerdo de Copenhague está muy lejos de las aspiraciones iniciales, aunque para muchos es un primer paso necesario para alcanzar un pacto global que sustituya a Kioto en la lucha contra el calentamiento del planeta.


Leer más...

Cop15: Tecnología en lugar de tratados

Al concluir Copenhague, activistas y delegados emprenden el regreso a casa. El acuerdo de mínimos ha desilusionado a la mayoría, pero el proceso contra el cambio climático está en marcha. Ahora se trata de definir objetivos más realistas para la siguiente gran cita de México, en noviembre de 2010.

Bjorn Lomborg del Centro de Consenso de Copenhague estima que la agenda de México tiene que ser diferente: “En lugar de seguir la estrategia fallida de acordar recortes de emisiones, algo que nunca alcanzaremos, decidamos más bien invertir 100.000 millones de dólares al año en investigación y desarrollo de tecnologías verdes.”

Contra tratados inoperantes y hasta demagógicos, más vale apostar por potenciar soluciones tecnológicas que ya existen.

Bjorn Lomborg: “Si no contamos con la tecnología necesaria no podremos cumplir nuestras promesas. Es necesario que los paneles solares y los molinos sean más baratos. No perdamos tiempo en convencer y forzar a chinos e indios o a quien sea para comprarlos. Ellos terminarán comprándolos si son baratos.”

La fabricación en masa de paneles o molinos puede generar las economías de escalas necesarias para que su precio caiga y logren sustituir a las tecnologías contaminantes. Se podrá resolver así una parte de la difícil ecuación del cambio climático. La otra será que la tecnología sea realmente accesible para los países en vías de desarrollo.


Leer más...

Cop15: Un puñado de países impide el acuerdo unánime en Copenhague

En la última sesión plenaria celebrada durante toda la madrugada del sábado, un muy reducido grupo de países ha hecho saber su descontento con ese acuerdo de mínimos que habían logrado la víspera las principales naciones.

Tuvalu, uno de los países más amenazados por el cambio climático expresó por boca de su delegado Ian Fry que el futuro de ese diminuto territorio en el Pacífico “no está en venta. Siento comunicarles que Tuvalu no puede aceptar este documento.”

Más vehemente fue la intervención de la delegada de Venezuela, Claudia Salerno que manifestó su protesta cortándose la palma de la mano.

“Sr Presidente, ¿usted cree que un país soberano tiene que cortarse la mano y mostrar que sangra? Esta mano sangrante quiere hablar y demostrar que tiene los mismos derechos que cualquiera de los países que usted califica de grupo de líderes representativos.”

Erigiendose en representante de los países oprimidos, el eje bolivariano ha denunciado un Acuerdo de Copenhague que a su juicio no solucionará el calentamiento global.


Leer más...

Cop15: Un pacto sin organismo de control ni verificación

El contenido técnico del acuerdo de mínimos conseguido en Copenhague prevé contener la subida de temperatura mundial y dota un plan de financiación. Aunque todo ello sin control, ni verificación alguno.

El acuerdo planea reducir la contaminación porgases para mantener el incremento de temperatura por debajo de los dos grados centígrados.

Pero de hecho el propósito de los países industrializados es bajar un 16 % las emisiones de gases para conseguir así una reducción de 3 grados.

Sin embargo la Cumbre no ha establecido un organismo permanente de control y verificación que permita saber quien hace que y quien cumple o no el acuerdo. China se opuso. Todo se basará en la libre y buena voluntad de cada estado.

La financiación a los países en desarrollo para que puedan incorporarse a este acuerdo establece un presupuesto de siete mil millones de euros anuales de 2010 a 2012. Estados Unidos y Japón quieren aumentar esta cifra. Una nueva partida de setenta mil millones de euros anuales cubrirá el tramo 2013-2020.

El acuerdo de Copenhague reconoce la importancia de reducir la contaminación debida a la deforestación y a la degradación de los bosques con especial atención a la selva amazónica.


Leer más...

Cop15: Larga y tensa noche en Copenhague

Las negociaciones han sido largas y duras y el resultado muy inferior a las aspiraciones iniciales. El azar jugó un papel importante en la reunión entre Estados Unidos, China, la India, Sudáfrica y Brasil, en la que se logró desatascar el diálogo en la cumbre del clima de Copenhague. En un principio, el presidente estadounidense, Barack Obama, sólo pensaba reunirse con Wen Jiabao, pero encontró al mandatario chino reunido con los líderes de los países emergentes.

“Ha habido mucha tensión”, ha declarado el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para quien al igual que la delegación europea y Washington este acuerdo es mejor que nada.

Sarkozy ha explicado que en un momento dado llegaron a creer que uno de los grandes participantes, China, “estaba decidido a abandonar la conferencia”.

“Si no hubiera habido acuerdo, querría decir que dos países tan importantes como China y la India, que representan 2.500 millones de habitantes, sobre 6.000, estarían liberados de toda obligación”, añadió.

Una decepcionada Unión Europea aseguró que este pacto “no solucionará la amenaza climática”.

Por su parte, Barack Obama lo calificó de “un avance sin precedentes”, aunque reconoció que llevará tiempo y será “muy complicado” lograr un tratado vinculante.

“Lo más importante que podemos hacer en este momento, que empezamos a lograr algo, es construir una confianza entre las naciones desarrolladas y los países en vías de desarrollo”, dijo Obama.

Antes de tomar rumbo a Washington, Obama había recordado a los líderes mundiales que el tiempo se agota y que “debe haber movimiento por parte de todos”.

A la frustración de varios países latinoamericanos y los miembros de G77, se une la rabia de las ONG, ecologistas, expertos del clima y amplios segmentos de la sociedad civil por este acuerdo de mínimos.


Leer más...

Cop15: Decepción y caos general al término de la Conferencia sobre el cambio climático

“Acuerdo de mínimos” para unos, “paso atrás” para otros y “fracaso absoluto” para el resto. El compromiso de última hora que pretendía cerrar la Conferencia sobre el Cambio Climático en Copenhague no satisface a casi nadie y ha sido criticado con dureza en una noche interminable por los delegados de varios países en desarrollo. El pacto se fija como objetivo un aumento dos grados como máximo en las temperaturas medias del planeta en las próximas décadas. Sin embargo, no establece plazos ni cuantifica los recortes de las emisiones de gases de efecto invernadero de cada país.

“No voy a ocultar mi decepción sobre la naturaleza vinculante o no del acuerdo reconocía el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. En este punto concreto, el texto acordado hoy está muy por debajo de nuestras expectativas”.

El compromiso alcanzado entre los países industrializados y las economías emergentes que más contaminan el planeta no es vinculante. Llegó tras una reunión entre el presidente estadounidense y los mandatarios de China, la India, Brasil y Sudáfrica. Aunque lo tachó de insuficiente, Obama considera que es un avance significativo.

Para Greenpeace es una catástrofe: “Es un desastre afirmaba Pascal Husting, director de Greenpeace Francia. Básicamente, representa varios pasos atrás si se compara con Kyoto. No hay sustancia en este acuerdo. No hay ninguna referencia a la ciencia”.

En medio de la decepción general, hay quien confía en que la próxima cumbre sobre el clima en México sirva para enjuagar el mal sabor de boca que ha dejado Copenhague


Leer más...

COP15: Citas sobre el clima




“Nuestra atmósfera no diferencia entre las emisiones de una fábrica asiática, del tubo de escape de un deportivo estadounidense o de la deforestación en Sudamérica o África”.

-Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas.

Leer más...

COP15: Imágenes de la Cumbre sobre el Clima en Copenhague












Leer más...

COP15: Citas sobre el clima




“Tenemos que alejarnos de una sociedad que está obsesionada con el consumo y el consumismo”.

-Alberto II, príncipe de Mónaco.

Leer más...

COP15: La llave del acuerdo, en manos de China

La pelota está en el tejado de China. Es ella quien, según muchos, tiene la llave para que la cumbre sea un éxito. Pero su primer ministro Wen Jiabao ha insistido en que los países menos desarrollados no tienen por qué pagar el precio de lo que otros han contaminado: “Al enfrentarnos al cambio climático, es inadmisible cerrar los ojos a las responsabilidades históricas de cada uno, a las emisiones en función de cada nivel de desarrollo, o minar a los países en vías de desarrollo en su esfuerzo por dejar atrás la pobreza y el atraso. En este sentido, sólo puede actuarse dentro del marco de un desarrollo sostenible. Vamos a cumplir nuestra palabra con acción real. Y sea cual sea el resultado de esta conferencia, estaremos comprometidos al 100% para alcanzar, o incluso superar, el objetivo”.

Leer más...

COP15: Brasil promete fondos para lucha contra cambio climático

Brasil está dispuesto a contribuir con fondos en la lucha contra el cambio climático. Lo ha anunciado en el plenario de la cumbre de Copenhague un decepcionado presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien ha condicionado su promesa a que se apruebe una propuesta final que satisfaga a todos.

“Me gustaría salir de aquí habiendo firmado el documento más perfecto del mundo. Si hasta ahora no hemos redactado el borrador del documento, no sé si un ángel o un sabio descenderán al plenario y colocarán sobre nuestras cabezas la inteligencia que nos ha faltado hasta ahora”, declaró Lula da Silva.

Leer más...

COP15: Última oportunidad en Copenhague

No hay acuerdo en Copenhague, ni consenso a la vista. En las horas finales de la Cumbre del clima, son los jefes de estado y de gobierno los que se juegan la última carta, ésa que pueda traer un acuerdo mundial para frenar el calentamiento global. O, al menos, un acuerdo para salvar la cara. la principal dificultad sigue siendo poner de acuerdo a los países en vías de desarrollo con los industrializados, y conciliar crecimiento económico con protección del medio ambiente.

Leer más...

COP15: Sin acuerdo en la Cumbre de Copenhague

Quedan pocas horas para que termine la cumbre del Cambio Climático de Copenhague. No hay acuerdo aún. Se interponen intereses cruzados. El principal escollo son las medidas de financiación a países en desarrollo para que puedan mitigar el cambio climático.

El presidente estadounidense Barack Obama insistió al comparecer ante el Plenario en la necesidad de un acuerdo creible: “Debemos poner en marcha un mecanismo de control a tiempo. Mantenemos nuestros compromisos y la necesidad de intercambiar información de manera transparente. Estas medidas no no deben ser intrusivas o atentar contra la soberanía. Sin embargo, deben asegurar un acuerdo que sea creíble y que esté a la altura de nuestras mutuas obligaciones. Sin rendición de cuentas, cualquier acuerdo sería papel mojado”.

La prioridad de Obama desde primera hora de la mañana era el primer ministro chino. Wan Jibao aseguró que China no permitirá que sus aciones voluntarias sobre el cambio climático fueran verificadas por la ONU acogiéndose al principio de soberanía y no injerencia.

Leer más...

COP15: Un rayo de esperanza ilumina la cumbre sobre el cambio climático

Como en un guión de Hollywood, cuando todo parecía perdido, la llegada de los jefes de Estado y de Gobierno a Copenhague ha resucitado las esperanzas de cerrar un acuerdo satisfactorio.

Durante la cena de gala ofrecida ayer por los reyes de Dinamarca a los mandatarios, el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon decía que la línea de la espeanza es muy fina: “Sigue habiendo diferencias sustanciales, pero no he visto nada que indique que no podamos superar los obstáculos. Los líderes mundiales han venido a Copenhague porque quieren un acuerdo”.

El anfitrión, el Gobierno danés, asegura que la reunion a puerta cerrada celebrada la pasada noche entre los líderes de casi treinta países ha sido muy constructiva.

La secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton ha confirmado que su país está preparado para trabajar con otros países en la creación de un fondo de 100 mil millones de dólares para el año 2020 que cubra las necesidades de los países en desarrollo para luchar contra el cambio climático.

La cuestión de la ayuda a los países pobres era una de las más espinosas. Con este paso adelante de Washington, la pelota queda en el tejado de China, que sigue negándose a que Naciones Unidas controle sus emisiones.

Se espera que la llegada del presidente Obama y su encuentro previsto con el presidente chino Wen Jiabao inclinen la balanza.

Leer más...

La ONU alerta de que 150 especies se extinguen al día por culpa del hombre

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Biodiversidad, la ONU alerta de que se extinguen 150 especies animales al día, lo que se considera la mayor ola de pérdida biológica desde que desaparecieron los dinosaurios. Así lo advirtió el secretario ejecutivo de la Convención para la Diversidad Biológica de la ONU, Ahmed Djoghlaf, en un mensaje con ocasión de la conmemoración de este día, que este año lleva el lema La biodiversidad y el cambio climático.

Djoghlaf afirmó que no existe ninguna duda de que el cambio climático y la pérdida de biodiversidad son "las dos caras de la misma moneda", y que es consecuencia de la actividad humana. Al respecto, se remitió al informe elaborado por expertos del Grupo Intergubernamental sobre el cambio climático, que revela que la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera del planeta se encuentra en un nivel nunca visto desde hace 650.000 años.

También se refirió al dossier Evaluación de los Ecosistemas del Milenio, elaborado por 1.300 científicos de 95 países, en el que demuestra que la degradación progresiva de dos terceras partes de los ecosistemas puede tener consecuencias desastrosas para la humanidad en los próximos 50 años. "Estamos experimentando la mayor ola de extinciones después de la desaparición de los dinosaurios. Cada hora, tres especies desaparecen. Cada día, más de 150 especies se pierden. Cada año, entre 18.000 y 55.000 especies se convierten en extintas", declaró Djoghlaf.

El titular de la Convención para la Diversidad biológica de la ONU enfatizó que el cambio climático es una de las mayores fuerzas impulsoras del actual nivel de pérdida, sin precedentes, de la biodiversidad, por lo que, a finales de este siglo, especies y ecosistemas lucharán para adaptarse a los cambios de la temperatura y el aumento de las lluvias. "Esto ya es evidente en el Ártico, considerado el barómetro medioambiental del planeta, en donde la reducción de los hielos amenazan con hacer desaparecer a los osos polares y a otras especies únicas", resaltó.

Asimismo, señaló que los efectos del cambio climático serán mayores en los países más vulnerables, pese a que sean los que menos contribuyan al calentamiento de la tierra. "El cambio climático ha causado ya la caída de un 30% del nivel del Lago Victoria. Entre un 25 y un 40% de las especies únicas en África pueden perderse en el 2085", apuntó. Por otro lado, Djoghlaf hizo hincapié en que la relación entre el cambio climático y la biodiversidad también van en sentido inverso. Así, pues, la pérdida de la biodiversidad y el deterioro de los hábitats naturales, como son la destrucción de los arrecifes de coral o de los bosques y los manglares, contribuyen al cambio climático.

Leer más...

COP15: Fracaso organizativo de la Cumbre Climática de Copenhague

La imagen del Premio Nobel de la Paz Rajendra Kumar Pachauri al que la policía impedía entrar en el Bella Center de Copenhague es solo un ejemplo del fracaso organizativo de la Cumbre Climática.

El sitio policial al centro de Convenciones de Copenhague es otro elemento que aporta a la cumbre el color del caos. Algo que reconoce incluso su dimisionaria presidenta Connie Hedegarde: “Es un poco caótico, y no creo que sea más caótico dentro de lo habitual en estas reuniones a tres días del final, pero no deberían subestimar que detrás de lo que ven hay mucha gente trabajando duro”.

Brasil no pudo estar plenamente representante en la segunda jornada porque la policía les impidió acceder a la Cumbre.

Los grupos ecologistas y antiglobalización se han visto cercados por la policía que ha disuelto las manifestaciones y ha realizado detenciones masivas gracias a una ley danesa recién aprobada para esta cumbre.

Algunas visiones críticas:

“Ayer un periodista dijo que tuvo que esperar nueve horas para conseguir su acreditación, así que esto es mucho”.

“ Creo que es absurdo que las ONG s hayan sido excluidas de la conferencia. Muchas de ellas trabajan con la ONu y los estados en todo el mundo desarrollando estructuras para enfrentarse al cambio climático. y excluirlas en el último minuto es simplemente una desgracia”.

India ha calificado la Cumbre de “completo bazar”, Tuvalu, ha hecho la comparación con el Titanic.

Todo ello no impide la proeza de concertar la presencia de delegaciones de 193 estados en una sola ciudad de poco más de medio millón de habitantes. Si el caos puede ser creativo, que mejor ocasión que esta para que ayude a culminar una cumbre acechada por el fracaso.

Leer más...

COP15: Perspectivas de acuerdo se alejan en Copenhague

tiempo se acaba en la Cumbre del clima de Copenhague sin que se vislumbre un acuerdo vinculante completo y cifrado.

Los negociadores temen que los 120 jefes de Estado y de gobierno presentes en la reunión se limiten el viernes a adoptar una simple declaración política, que postergaría la toma de decisiones a 2010.

El jueves, el país organizador, Dinamarca, decidió no proponer su propio texto, por lo que las negociaciones se concentrarán en los dos documentos redactados hasta ahora por los grupos de trabajo de la ONU.

El problema es que las cifras y fechas de esos dos proyectos de acuerdo están entre paréntesis, lo que hace presagiar unas conversaciones muy largas para fijar numerosos puntos: las reducciones de gases de efecto invernadero por los países industrializados de aquí a 2020, los objetivos mundiales en 2050, las acciones de los países en desarrollo y la financiación del acuerdo.

Leer más...

COP15: Citas sobre el clima




“Tenemos que acordar un objetivo: el calentamiento global no debe superar los 2 grados Celsius”.

-Angela Merkel, Canciller de Alemania.

Leer más...

COP15: Las esperanzas se concentran en la recta final de la cumbre del clima

Un fracaso en Copenhague sería una catástrofe mundial. Este pensamiento está en la mente de casi todos en la recta final de la cumbre. El Primer Ministro francés Nicolás Sarkozy lo ha dicho alto y claro: “El tiempo corre en nuestra contra. Dejemos atrás las posturas, impliquémonos de verdad en la negociación. Ninguno de nosotros se librará de las consecuencias de no estar a la altura de nuestra responsabilidad histórica aquí en Copenhague. La cuestión está ya sobre la mesa. Hay que empezar a negociar inmediatamente. Francia y Europa están preparadas”.

“El mundo necesita cambios, y sólo quedan unas horas para poder hacerlos”. El tiempo apremia y la canciller alemana Angela Merkel ha apelado a la responsabilidad de sus colegas para que sigan buscando el acuerdo hasta el último minuto de la cumbre.

“Avanzando solos no se puede avanzar de manera efectiva”, explicaba la Canciller alemana, “Es una tarea de todos juntos. Tenemos que demostrar que el mundo actúa unido, como hicimos ante la crisis económica y financiera. Así que trabajemos las 24 horas que quedan para que mañana, exactamente a esta misma hora, al encontrarnos en esta sala, podamos demostrar que hemos entendido el mensaje: la vida no puede seguir así, el mundo necesita cambios”.

Todas las esperanzas se concentran ahora en las horas finales de la cumbre.

Leer más...

COP15: La Cumbre de Copenhague que encara sus últimos días con pesimismo

La palabra fracaso resuena ya dentro y fuera del COP-15. En las calles danesas crece la indignación. Ayer el intento de los manifestantes de asaltar el “Bella Center” se saldó con 240 detenidos.

Las diferencias entre los países más pobres, los ricos y los emergentes parecen insalvables. Más después de que China haya lapidado las últimas esperanzas…Imposible alcanzar un acuerdo, han dicho hoy desde Pekín.

“El mundo está esperando que alcancemos un acuerdo para frenar el cambio climático y no que sigamos discutiendo sobre procedimientos y más procedimientos”. El primer ministro danés recogía con estas palabras el sentir general y se mostraba más realista que el jefe de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso que ha dicho que “las negociaciones han sido muy tácticas y de regateo”.

“Necesitamos un impulso político y creo que es posible. 125 líderes, jefes de Estados y de Gobierno van a venir hasta aquí y no creo que quieran volverse con las manos vacías”, ha señalado Barroso.

Con las manos vacías no; del clima de frustación instalado en la capital danesa ha salido un acuerdo relevante. Seis países van a desbloquear unos 2.500 millones de euros para frenar la deforestación, responsable del 20% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Leer más...

COP15: Angela Merkel llama a seguir trabajando hasta el último minuto de la cumbre

“El mundo necesita cambios, y sólo quedan 24 horas para hacerlos”. El tiempo apremia y Angela Merkel ha apelado a la responsabilidad de sus colegas para que no dejen pasar la oportunidad y sigan buscando el acuerdo hasta el último minuto de la cumbre.

“Avanzando solos no se puede avanzar de manera efectiva”, explicaba la Canciller alemana, “Es una tarea de todos juntos. Tenemos que demostrar que el mundo actúa unido, como hicimos ante la crisis económica y financiera. Así que trabajemos las 24 horas que quedan para que mañana, exactamente a esta misma hora, al encontrarnos en esta sala, podamos demostrar que hemos entendido el mensaje: la vida no puede seguir así, el mundo necesita cambios. Así que con este espíritu, trabajemos de manera fructífera las próximas 24 horas”.

Merkel ve avances por parte de China y la India que hacen todavía posible que este viernes se presente un acuerdo vinculante.

Leer más...

COP15: La presidencia danesa de la cumbre renuncia a presentar más borradores de trabajo

La presidencia danesa de Copenhague renuncia a presentar más borradores en la cumbre del clima, ante la cerrazón mostrada por algunos países desarrollados.

El responsable de la ONU para el Clima, Yvo de Boer ha anunciado que se vuelve a los textos de Naciones Unidas. De Boer lo ha anunciado como un medio para desbloquear las negociaciones y acabar con la opacidad en la que se ha sumido el proceso a menos de 48 horas del final de la cumbre.

“Ahora el proceso se ha aclarado. Sabemos con claridad cuáles son los documentos de trabajo. Hay garantías de que el proceso será transparente, de que se informará al plenario donde todo el mundo está presente y puede conocer el resultado del trabajo hecho por esos grupos”

Angela Merkel ha hecho este miércoles ante el parlamento alemán, un dramático llamamiento para que los participantes en la cumbre alcancen un acuerdo vinculante, que limite el aumento de la temperatura a 2 grados. “Copenhague será un fracaso si no logramos un acuerdo vinculante para evitarlo”, dijo la canciller alemana.

Da la impresión de que lo que se intenta lograr en el Bella Center es la cudratura del círculo. Todos los ojos miran a China y Estados Unidos, los dos grandes contaminantes del planeta, porque en sus manos está la posibilidad de llegar a un acuerdo.

Leer más...

COP15: Desacuerdos y acusaciones en la Cumbre sobre el Cambio Climático de Copenhague

En un centro de convenciones sitiado por la policía los presidentes y jefes de Estado han comenzado a pasar por el estrado.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha acusado al capitalismo de ser el responsable de la desertización y del resto de los males del cambio climático. Chávez lo ha ilustrado de una manera muy llamativa con una frase de pancarta: “Si el clima fuera un banco, ya lo habrían salvado”.

Las negociaciones están estancadas por el momento. Con tensiones y desconfianzas la presidencia danesa ha empezado a preparar el texto que el viernes deberán refrendar 120 jefes de estado o de gobierno.
China acusa a la presidencia danesa de imponer el texto de acuerdo ignorando las negociaciones que se han llevado a cabo desde hace dos años.

La Unión Europea ha hecho oír su voz con el presidente de la Comisión Europea Jose Manuel Durao Barroso: “Con pleno respeto a las diferentes posibilidades y capacidades de cada cual, llamo a nuestros socios Estados Unidos y China a contribuir para terminar con éxito esta Conferencia”

Leer más...

COP15: Imágenes de la Cumbre sobre el Clima en Copenhague








Leer más...