El Océano Ártico será navegable en 2020 por el cambio climático

Parece que el hielo del océano Ártico podría derretirse aproximadamente en el verano del año 2020, lo que según ha afirmado un experto de la Universidad de Cambridge, permitiría navegar por la zona.

A este respecto, el experto ha comentado que el cambio en el hielo ártico en el verano será el mayor impacto que el calentamiento global tendrá en la apariencia física del planeta.

Esta es una de las conclusiones principales que están incluidas en el estudio que el profesor de física Peter Wadhams, del Polar Ocean Physics Group (Universidad de Cambridge), ha llevado a cabo.

En él, analiza las diferentes medidas de la capa de hielo recogidas por el submarino nuclear británico "HMS Tireless" en el año 2007, así como las que fueron tomadas este mismo año por una expedición encabezada por Pen Hadow.

En el citado estudio, el físico mantiene que los diversos cargueros que transiten por la zona no tendrán que depender de las embarcaciones encargadas de romper el hielo para cruzar del Océano Pacífico al Atlántico.

Y esto será posible porque, según como ha comentado, esta ruta estará durante algunos meses del año libre de hielo, lo que permitiría reducir los kilómetros que deben recorrer los barcos.

Según las conclusiones del científico, en apenas 10 años uno podrá navegar en un carguero a través del Polo Norte y hacia el Océano Atlántico sin tener que utilizar aquellas embarcaciones que rompen el hielo y que permiten navegar por el mismo.

Unas informaciones que vienen a indicar precisamente que el calentamiento global y sus consecuencias van a más si no se le pone remedio y no se trata de solucionarlo poco a poco.

Tomado de: El Blog Verde/Consumer EROSKI

Leer más...

Extinción de animales antes de lo previsto

El ritmo de la pérdida de la biodiversidad en todo el mundo se ha acelerado en los últimos años y será imposible cumplir el compromiso internacional de reducir su descenso. Un grupo de científicos alertó de un alarmante incremento en la extinción de especies animales por culpa de las amenazas a la biodiversidad y a los ecosistemas.

En abril del 2003, los ministros de 123 países de todo el mundo se comprometieron a alcanzar en 2010 "una reducción significativa de la actual tasa de pérdida de biodiversidad a nivel local, nacional y regional, como una contribución para paliar la pobreza y para beneficio de toda la vida sobre la Tierra".

Pero seis años después, y a pocos meses antes de que se cumpla el plazo acordado en la VI Conferencia de la Diversidad Biológica de París, no sólo no se ha reducido el ritmo de pérdida sino que de hecho ha aumentado hasta extremos alarmantes, según los expertos.

"Con toda seguridad no vamos a cumplir el objetivo de reducir la pérdida de biodiversidad para 2010 y por tanto también vamos a incumplir las metas medioambientales de los Objetivos del Desarrollo del Milenio del 2015", afirmó Georgina Mace, vicepresidenta de Diversitas.

Diversitas es un programa internacional establecido en 1991 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Consejo Internacional para la Ciencia, que promueve la investigación científica sobre biodiversidad.

Diversitas organiza del 13 al 16 de este mes la II Conferencia Abierta Científica en Ciudad del Cabo (Suráfrica), con la asistencia de 600 expertos de todo el mundo, y que tiene entre otros objetivos crear un mecanismo similar al que existe para luchar contra el cambio climático.

"Es más, los cambios de ecosistemas y pérdidas de biodiversidad se han acelerado. Los ritmos de extinción de especies son al menos 100 veces más elevados que los que existían antes de la aparición de seres humanos y se espera que sigan en aumento", añadió Mace.

Los expertos coinciden en señalar que la deforestación, tanto para cultivar el suelo como para explotar madera, es la principal causa de la pérdida de diversidad biológica en el planeta.

Anne Larigauderie, directora ejecutiva de Diversitas, dijo que un estudio que se presentará durante la conferencia de Ciudad del Cabo "señala que el principal motivo de cambio de biodiversidad es el cambio del uso de la tierra, esencialmente deforestación".

Pero la situación cambiará en 2050 porque para entonces el cambio climático será el principal motor de la pérdida de biodiversidad.

Aunque aún faltan 40 años para ese momento, la situación es ya alarmante para los científicos.

"Lo que sucede ahora, y alarma a la mayoría de científicos, es que empezamos a ver grandes impactos del cambio climático. Vemos nuevos elementos a consecuencia del cambio climático, como el aumento de la frecuencia de fuegos y nuevas especies invasoras que se extienden por todo el mundo".

El cambio climático crea grandes transtornos en los ecosistemas y cambia las reglas del juego. En respuesta al cambio climático, vemos cómo emigran especies a lugares donde hay otras especies. Vemos cambios sobre cuando los árboles pierden sus hojas, cambios muy pronunciados, lo que afecta a cómo opera el sistema, cómo los insectos (que dependen de estos materiales) se desplazan en el tiempo.

Ante esta situación, "hace falta que aumente el nivel de concienciación sobre la amenaza al planeta que representa la pérdida de tantas especies".

Una de las soluciones es la creación de un mecanismo similar al Panel Internacional contra el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés).

La posibilidad de crear ese mecanismo ha sido discutido durante una reunión ministerial celebrada en Nairobi la semana pasada y la decisión será anunciada durante la conferencia de Ciudad del Cabo, explicó Larigauderie.

Fuente: BBC/ProyectoGeo

Leer más...

El problema del reciclaje de las cajas de pizza

La mayoría de la gente asume que las cajas de pizza son reciclables, incluso muchas de ellas tienen el símbolo de reciclado sobre ellas. Están hechas de cartón corrugado, o sea que ya de por sí es reciclable. Pero hay partes de ellas que no lo son, justamente la que queda sucia de aceite y queso.

Las cajas de pizza que están muy manchadas de aceite o con el queso pegado, no pueden ser recicladas, a no ser que antes se le quite. Y es que la comida es uno de los peores contaminantes en el proceso de reciclado del papel o cartón.

Los peores son los alimentos grasosos y aceitosos, que en productos reciclables como el plástico, el metal o el vidrio no molestan, ya que se reciclan con un proceso caliente. Pero los productos de papel, como el cartón, se reciclan con un método que no involucra al calor. Se mezclan con agua para convertirlo en una pasta. Y claro, el aceite y el agua no se mezclan.

La grasa y el aceite del queso y de la masa de la pizza hace que se formen bancos aceitoso en lo alto de la pasta de reciclado, y las fibras de papel no pueden separarse del aceite durante el proceso de formación de la pulpa. O sea que se arruina todo el proceso de reciclado.

Razón por la cual las servilletas usadas, los platos de papel, y demás productos de papel relacionados con la comida no puedan ser reciclados.

Por lo que por ahora no hay solución, lo mejor es que si uno separa sus papeles de desperdicio para reciclar, no los mezclen con cajas de pizza ni con otros papeles o cartones que hayan sido ensuciados con comida. En las cajas de pizza, por lo general la tapa, o parte de arriba, no se ensucia, así que esa sí pueden reciclarla.

Leer más...

El agua podría costar más que el petróleo en el futuro

La mitad de las opiniones dice que es un disparate, que el agua no escasea como se asegura y no competirá nunca con el valor de los combustibles fósiles. Para la otra mitad, el problema es real y sostienen que en poco tiempo más habrá una falta de agua dulce en grado similar a la de petróleo en el último cuarto del siglo 20.

Como en ese caso o el de otros insumos primarios, cabe prever volatilidad de oferta, choques entre países donde el elemento abunda y el resto del mundo. Eventualmente, surgirá un mercado donde el agua se cotice, así como sucede con los “créditos” tasados en emisiones de carbono. El papel que hoy cubren las reservas submarinas de crudos les cabrá a los enormes acuíferos sudamericanos, africanos y canadienses.

En ese escenario, el presumible agotamiento de reservas quizá tenga efectos peores que los del mismo fenómeno para los hidrocarburos, pues transformará mercados –los expertos de Wharton dan por seguro que habrá precios para el agua dulce–, ecosistemas y la geopolítica mundial. Naturalmente, no todos creen que el recurso pase a ser negociable y apuntan a China, India, Rusia, Brasil y otras economías no tan condicionadas al lucro privado.

¿Cuál es el perfil hídrico del planeta?

El agua salada, sólo apta si se la desaliniza –algo hoy imposible en altamar–, representa 97% de la masa total. En cuanto a 3% restante, su uso humano vive un auge por efectos de la sobrepoblación, la industrialización y la creciente necesidad de alimentos.

Hacia 1900, el consumo hídrico totalizaba cerca de 700 km3. Hace un año, la cifra se elevaba a 3.840 km3 (+400%) y probablemente alcance 5.000 km3 (+550) en 2025. Por supuesto, las dos últimas cifras siguen lejos de los 9.000/12.000 km3 anuales aportados por lluvias en áreas accesibles. Pero, sostienen los promotores del “mercado hídrico”, la contaminación, el derroche, las sequías, la licuación de glaciares como consecuencia del efecto invernadero deterioran las reservas disponibles.

Ya se observan consecuencias tales como racionamiento hídrico en California, desecamiento en la cuenca del río Amarillo (China) o reducción glaciar en la Patagonia argentino-chilena. Los gigantescos desprendimientos de témpanos circumpolares son otros signos. Hacia 2030, estima la Organización de Cooperación para Desarrollo Económico (OCDE), más de media humanidad vivirá en zonas con problemas de abastecimiento hídrico.

¿Catástrofe ignorada?
Según una encuesta realizada en 2007, 40% de las mil empresas en la lista anual de Fortune estima que los efectos de la escasez hídrica serán “de severos a catastróficos”, pero apenas 17% se prepara para esa eventualidad.

Muchas compañías ni siquiera han empezado a pensar en el tema o se lo dejan al Gobierno. La gente sigue considerando el agua como don del cielo, aunque cada mes le llegue una factura por el servicio.

En verdad ¿se avecina un futuro sediento?
No necesariamente, pero el recurso va en vías se transformarse en oro líquido, o sea un insumo a obtener, disputar, comercializar y vender a los precios más altos posibles. Algunos lo definen como “amenaza y desafío en forma simultánea”.

Para Witold Henisz (del Foro Económico Mundial, Davos) especialista en riesgos ecológicos: “No será el fin del mundo. Pero habrá precios para el agua y, más aún, rivalidades entre países por el acceso al recurso”. No obstante, para la mayoría de la población global, no es cosa de mercados ni negocios. De acuerdo con el Consejo Mundial del Agua, 1.100 millones de personas sufren por falta de agua potable y otros 2.600 millones carecen de instalaciones sanitarias adecuadas: 60% de la humanidad.

La mala calidad hídrica, indica Naciones Unidas, causa diarrea infantil y otros males que matan 1,6 millones por año. Obviamente, durante años esos problemas han sido acompañados por insuficientes estructuras o prestaciones en países emergentes y subdesarrollados. Pero, con una población mundial capaz de alcanzar 9.000 millones hacia 2050, el surgimiento del agua como bien de cambio puede tener graves implicancias sociales y políticas.

Para muchos, la falta de agua acabaría siendo una amenaza geopolítica superior a los precios agrícolas y el agotamiento de hidrocarburos. Ya en 2006, Nicolas Stern compartía esas aprensiones en un denso estudio encargado por el Gobierno británico.

Por ejemplo, el derretimiento de glaciares en los Himalayas o los Andes reduce reservas de agua dulce. Precisamente, mientras varios grandes acuíferos –el mayor está bajo el sistema Paraná-Paraguay– tienden a secarse, Stern afirma que el agua dulce no es recurso renovable y, por ser barata, se explota sin tino.

Cada 20 años se dobla el consumo hídrico mundial y, en muchas zonas, falta agua porque las lluvias no logran cubrir la demanda local.
Por consiguiente, se prevé un aumento en el precio eventual del agua y se ve “casi como el petróleo del futuro”.

Las ganancias en ese hipotético mercado no provendrán del agua en sí, sino de colocaciones en infraestructura, tecnología, exploración y distribución. Así, EE.UU., sólo deberá gastar alrededor de US$ 1 billón (un millón de millones) en hidroductos y reciclaje de aguas usadas de ahora a 2020. Stern estima que el lado tecnológico del futuro negocio (desalinización, purificación) ya representaba en 2007 alrededor de US$ 425.000 millones.

Negocio rentable
Proveer agua podría ser muy redituable, pero eso depende de las políticas de precios. Mark Zeitoun (de London School of Economics) sospecha que la agricultura –especialmente la subsidiada por Gobiernos– es la máxima culpable mundial del derroche. Los productores suelen preferir cultivos hidrointensivos, como la papa en Polonia, Holanda o Israel. En este caso, desperdician el agua que falta en países vecinos.

Por otra parte, en realidad el conjunto de aguas y reservas debería alcanzar para todos, pero las mayores fuentes hídricas a menudo están mal ubicadas o son costosas de transportar. En otro plano, los problemas tienden a aumentar debido al efecto invernadero. Aun sin eso, que a Brasil o Canadá les sobre agua no ayuda a Yemen, Somalia, China, Tibet o la faja sahariana.

Fundamentalmente, “la clave reside más en la calidad que en la cantidad”, señala Marshall Meyer, que ha estudiado los severos problemas de escasez en China. Beijing encara proyectos para llevar agua a las grandes ciudades, pero su contaminación dificulta las cosas.

No obstante, el consumo humano directo representa apenas 10% del agua dulce, el que circula por canillas, duchas o mangueras. El doble, 20%, se emplea en la industria. 70% restante –bastante más en economías subdesarrolladas– lo absorben explotaciones agroganaderas. Casi 18% de tierra bajo cultivo depende de la irrigación.

El segundo informe de la ONU sobre oferta hídrica global (2007/8) estima que esa proporción irá subiendo a medida como los mercados respondan a 55% de aumento en la demanda proyectado hacia 2020. Los promotores del recurso como negocio hablan de un concepto novedoso, “agua virtual” –acuñado por Joel Cohen, Columbia– para definir cómo eventuales precios afectarían los mercados. Por ejemplo, se precisarían 13.000 litros por cada kilo de carne vacuna. Cohen supone que “un kilo de hardware equivale al agua virtual de los bienes y servicios transados vía computadoras”. Para un negocio global del agua “estimado en US$ 400/ 500.000 millones anuales, obtener y trasportar agua en forma convencional también depara oportunidades”. Quizá por ello, en el seco oeste tejano, el magnate petrolero Thomas Boone Pickens viene comprando hectáreas de derechos a aguas subterráneas. Pero su idea no responde a la imaginación de Cohen: sólo proyecta un hidroducto para venderle agua a Dallas.

Fuente: Mercado/ProyectoGeo

Leer más...

Frase de la Semana




“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla

mientras el género humano no la escucha”

Victor Hugo

Leer más...

¿Es una oportunidad?: La crisis económica provoca una notable disminución de las emisiones de CO2

Las emisiones de C02 podrían disminuir un 3% en el 2009 en todo el mundo a causa de la crisis económica, tocando así el punto más bajo de los últimos 40 años, aseguró un estudio que dio a conocer la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Esta disminución de emisiones causada por la crisis económica "nos ofrece la oportunidad de hacer progresos reales para un futuro con energía limpia, pero sólo si están predispuestas las justas políticas", escribió en un comunicado el director ejecutivo de la AIE, Nobuo Tanaka.

La producción de energía, que represente los dos tercios de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, "está en el corazón del problema y debe ser el corazón de la solución".

La organización presentó un plan que permitirá limitar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera a 450 ppm (partes por millón).

Según la AIE, este objetivo, que será posible ser alcanzado más fácilmente respecto al año pasado gracias a la crisis económica, limitará el aumento de la temperatura mundial a +2 grados.

Desde hace 10 días están reunidos en Bangkok los delegados de más de 180 países, para preparar la conferencia mundial sobre Clima de Copenhague, que se llevará a cabo en diciembre próximo, y cuyo objetivo será actualizar el protocolo de Kyoto.

Fuente: Ansa/ProyectoGeo

Leer más...

Un nuevo trato ecológico global

En tiempos que el desempleo se dispara, las bancarrotas siguen en aumento y los mercados de valores bajan en caída libre, a primera vista puede parecer juicioso enterrar la lucha contra el cambio climático y poner en suspenso las inversiones en medio ambiente. Sin embargo, sería éste un error devastador, de proporciones tanto inmediatas como intergeneracionales.

Lejos de significar una carga para una economía mundial que ya está demasiado estresada y sobrecargada, las inversiones ambientales son exactamente lo que se necesita para hacer que se recupere el empleo, los pedidos vuelvan a fluir y ayudar a que las economías recuperen su buen funcionamiento.

En el pasado, preocuparse del medio ambiente era visto como un lujo; hoy se ve como una necesidad. Se trata de un punto que algunos arquitectos de la economía han comprendido, pero no todos ellos.

Una gran proporción del paquete de estímulo de 825 mil millones de dólares del Presidente Barack Obama para los Estados Unidos se enfoca en un impulso a las energías renovables, “aclimatar” un millón de viviendas, y actualizar la atrasada matriz de electricidad del país. Se estima que estas inversiones podrían generar unos cinco millones de trabajos “verdes”, estimular las industrias de la construcción y la ingeniería, y hacer que Estados Unidos regrese al tema igualmente serio de combatir el cambio climático y lograr seguridad energética.

La República de Corea, que está perdiendo empleos por primera vez en más de cinco años, también ha avizorado una oportunidad verde en estos tiempos económicos sombríos. El gobierno del Presidente Lee Myung-Bak tiene planes de invertir 38 mil millones de dólares en empleos para limpiar cuatro importantes ríos y reducir el riesgo de que se produzcan desastres naturales, mediante la construcción de terraplenes e instalaciones de tratamiento de aguas.

El plan de Lee incluye también la construcción de redes de transporte de bajo impacto ambiental, como vías férreas de alta velocidad y cientos de kilómetros de ciclovías, y generar energía utilizando metano de rellenos sanitarios. El paquete también considera inversiones en tecnologías de vehículos híbridos.

En China, Japón y el Reino Unido hay planes similares de aplicación de paquetes de un "Nuevo Trato Ecológico". Son igual de relevantes para desarrollar las economías en cuanto a creación de empleos, lucha contra la pobreza y creación de nuevas oportunidades, en momentos de creciente incertidumbre acerca de los precios de los productos básicos y las exportaciones.

En Sudáfrica, el gobierno respaldó la iniciativa Working for Water , que da empleo a más de 30.000 personas, entre las que se incluyen mujeres, jóvenes y discapacitados, viendo así también una oportunidad en la crisis. El país gasta cerca de 60 millones al año en combatir plantas exógenas de alto poder invasivo que amenazan la vida silvestre local, las reservas de agua, importantes destinos turísticos y tierras agrícolas.

Esta tarea se seguirá ampliando, puesto más de 40 millones de toneladas de estas plantas son cosechadas para convertirlas en combustible para centrales eléctricas. Como resultado, se estima que se generarán cerca de 500 megavatios, equivalentes a un 2% de las necesidades de electricidad del país, creando al mismo tiempo más de 5000 empleos.

Así, es evidente que algunos países ven ahora las inversiones en infraestructura ambiental, sistemas energéticos y ecosistemas como buenas apuestas para la recuperación económica. Puede que otros países se sientan inseguros acerca de los potenciales retornos de las inversiones en servicios de ecosistemas, como el almacenamiento de carbono mediante la preservación de bosques o el desarrollo de energías renovables para el 80% de los africanos que no tienen acceso a electricidad. Otros más pueden simplemente no saber cómo seguir el ejemplo de los pioneros de manera más precisa.

A principios de febrero, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente convocará a algunos de los principales economistas del mundo a la sede de la ONU en Nueva York. Se trazará una estrategia para un Nuevo Trato Ecológico Global, adaptado los diferentes desafíos de cada país, con el fin de ayudar a los gobernantes y ministros del mundo a diseñar paquetes de estímulo que funcionen en distintos frentes.

El Nuevo Trato Ecológico Global, que el PNUMA planteó como concepto en octubre de 2008, es una respuesta a las actuales dificultades de la economía. Sin embargo, si estos paquetes de estímulo se asignan con buen criterio, pueden marcar tendencias de gran alcance y poder de transformación, generando las condiciones de una Economía Verde más sostenible, y urgentemente necesaria, para el siglo veintiuno.

Los billones de dólares que se han puesto en movimiento para enfrentar los problemas actuales, junto con los billones de los inversionistas que esperan a ver el curso de los acontecimientos, representan una oportunidad impensable hace apenas 12 meses.: la posibilidad de emprender un rumbo más inteligente y eficiente en el uso de los recursos, que pueda enfrentar retos que vayan desde el cambio climático a la escasez de recursos naturales, la carencia de agua y la pérdida de la biodiversidad.

Inflar a ciegas con miles de millones el actual rescate financiero de industrias viejas y modelos económicos exhaustos será como malgastar buen dinero en una mala hipoteca del futuro de nuestros hijos. En lugar de ello, los líderes políticos deben usar estas oportunidades para invertir en innovación, promover negocios sostenibles y estimular nuevos patrones de empleo decente y duradero.

Leer más...

Jefe de la ONU llamó a un compromiso previo a cumbre sobre cambio climático

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó a los países a buscar un acuerdo previo a la cumbre sobre cambio climático prevista para diciembre en Copenhague, y exhortó a Estados Unidos a mantener su compromiso, que podría ser clave para alcanzar un consenso.

"Todos concuerdan en que el cambio climático es una amenaza existencial para la humanidad, escribió Ban en un artículo publicado en el diario The New York Times de este lunes. "Sin embargo, un acuerdo aún nos es esquivo", enfatizó.

La cumbre de Copenhague, prevista del 7 al 18 de diciembre, buscará un nuevo acuerdo mundial que prosiga e intensifique los esfuerzos de reducción de emisiones de gas de efecto invernadero --causantes del calentamiento global-- contemplados en el Protocolo de Kioto, que expira en 2012.

"Un Estados Unidos comprometido puede conducir al mundo a sellar un pacto de combate al cambio climático en (la cita de) Copenhague", enfatizó Ban.

Leer más...

¿Son Mejores Las Bolsas De Papel Que Las De Plástico?

La respuesta al dilema ¿papel o plástico? Es NINGUNA. Son realmente iguales en cuanto a pros y contras se refiere. Ambas devoran recursos naturales y causan una contaminación significativa en el medio ambiente. Se pueden obtener los menos beneficios de una bolsa de plástico o papel con una bolsa de tela, ya que tiene diseños innovadores son más resistentes y son reutilizables miles de veces, y cuando ya no sirven son biodegradables y no dañan al medio ambiente.

En cuanto a la energía y los recursos naturales, toma cuatro veces más energía el fabricar una bolsa de papel que una bolsa de plástico. Es bien sabido que el papel proviene de la pulpa de los árboles, por lo tanto el impacto de la producción de bolsas de papel en los bosques es enorme. En 1999, 14 millones de árboles fueron talados para producir 10 mil millones de bolsas de papel para abarrotes que se usan en Estados Unidos. La producción de bolsas de plástico causa un doble efecto en el calentamiento global, ya que para producirlas se deben talar árboles (que son los mayores absorbentes de los gases de efecto invernadero) y también al manufacturar las bolsas se generan esos gases.

Respecto a la contaminación, la mayoría del papel kraft se hace al calentar virutas de madera bajo presión a altas temperaturas en una solución química. Como evidencia de la pestilencia asociada a las fábricas de papel, el uso de estos químicos tóxicos contribuye tanto a la contaminación del arle, como lluvia ácida, y al agua. Millones de galones de estos químicos son vertidos al agua cada año; la toxicidad de los químicos dura mucho tiempo y se queda en los sedimentos, recorriendo su camino a través de la cadena alimenticia. Más toxicidad se genera cuando las bolsas de plástico y papel se degradan. Las bolsas de papel generan 70% más contaminación del aire y 50 veces más contaminación del agua que las bolsas de plástico.

En términos de reciclaje, se necesita un 91% menos de energía para reciclar una libra de plástico que la que se necesita para reciclar una libra de papel. Pero las tasas de reciclaje de ambas bolsas desechables son muy bajas, con sólo del 10 al 15% de las bolsas de papel y del 1 al 3% de las bolsas de plástico siendo recicladas. Aunque las bolas de papel tienen una tasa de reciclaje mayor a las de plástico, cada nueva bolsa de papel para las compras está hecha mayormente de pulpa virgen para mayor fuerza y elasticidad.

Referente a la degradabilidad, estudios actuales demuestran que hoy en día el papel en los rellenos sanitarios no se degrada o rompe a una tasa sustancialmente más rápida que el plástico. De hecho, nada se degrada por completo en los rellenos sanitarios modernos debido a la falta de agua, oxígeno, luz y otros elementos importantes que son necesarios para que el proceso de degradación se complete. Una bolsa de papel usa más espacio que una bolsa de plástico en un relleno sanitario o tiradero de basura, pero ya que el papel se recicla en una tasa mayor, el espacio en los rellenos no es relevante.

Como conclusión podemos decir que NO, las bolsas de papel no son mejores que las bolsas de plástico, pero eso no significa que debamos usar bolsas de plástico, es bien sabido que sus efectos en el medio ambiente son graves e irreversibles, es por ello que ya hay tantas opciones de bolsas reutilizables y además cada vez más ciudades las están prohibiendo por completo.

Fuente: Dforceblog

Leer más...

Los Backstreet Boys concienciarán a los jóvenes sobre el cambio climático

Los Backstreet Boys celebrarán un concierto en Copenhague el próximo 7 de diciembre, organizado por la cadena de televisión MTV y la Comisión Europea, para concienciar a los jóvenes sobre las consecuencias del aumento de la temperatura, coincidiendo con el inicio de la Cumbre Mundial del Clima.

La vicepresidenta de la CE Margot Wallström valoró en una rueda de prensa esta iniciativa, ya que, en su opinión, servirá para explicar a los más jóvenes que "serán ellos quienes tengan que encajar los golpes del cambio climático".

Este concierto será el colofón a la acción "Play to Stop. Europe for climate" (Actúa para parar. Europa por el clima"), lanzada el pasado verano.

La campaña informativa ha permitido a los jóvenes compartir sus puntos de vista sobre la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente en la página web www.mtvplay4climate.eu.

"Los jóvenes se lo toman muy serio y quieren continuar presionando a las autoridades políticas encargadas de tomar las decisiones en este ámbito", dijo Wallström.

Como muestra de que el cambio climático es una prioridad para los europeos de entre 18 y 24 años, la vicepresidenta subrayó que el 65% de ellos cree que las diferentes iniciativas para este fenómeno podrían tener un efecto positivo en la economía de la Unión Europea (UE).

En la misma línea, el vicepresidente ejecutivo de MTV, Antonio Campo, recalcó durante la rueda de prensa que el objetivo es llegar a la audiencia, mientras que se divierten, "para que fijen su propio futuro".

Además, el directivo musical espera que esta idea sirva para que alguno de los jóvenes se convierta en "embajador" contra los impactos sociales, económicos y ambientales del cambio climático.

El Ejecutivo comunitario también lanzó junto a la MTV el proyecto "Can You Hear Me Europe?" (¿Puedes oírme, Europa?), para animar a participar en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo (PE).

Wallström anunció que la Comisión dará a conocer "pronto" los resultados de esta campaña que pretendía acercar las instituciones a los más jóvenes.

También se refirió a la penúltima reunión preparatoria de la Conferencia de Cambio Climático de la ONU de Copenhague, que se celebra estos días en Bangkok.

Así, defendió que para que en Copenhague se alcance un acuerdo que pueda sustituir al Protocolo de Kioto es "importante mantener la presión sobre Estados Unidos".

También valoró que haya habido "avances" y, concretamente, se refirió a Japón, ya que en la pasada reunión de la ONU en Nueva York Tokio elevó su oferta de reducir sus emisiones del 8 por ciento al 25 por ciento por debajo de los niveles de 1990 en los próximos 19 años.

Fuente: Globovisión/EFE

Leer más...

Advierten que en 2025 la sequía podrá afectar casi un 70% del planeta

Casi el 70% del planeta estará afectado por la sequía en 2025 en caso de no aplicar políticas para frenar ese flagelo, dijo este viernes Luc Gnacadja, secretario de la Convención de la ONU de Lucha contra la Desertificación, al concluir una conferencia en Buenos Aires.

"Si no podemos solucionar este problema de la tierra, en 2025 casi el 70% estará muy afectado", sostuvo Gnacadja.

Actualmente la sequía afecta al menos al 41% del planeta, y el proceso de degradación se incrementó entre 15% y 25% desde 1990, según un informe sobre la situación climática mundial brindado a la prensa durante el encuentro.

Gnacadja evaluó la gravedad del panorama a futuro en el cierre de la IX Conferencia de las Partes (COP09) de la Convención de la ONU de Lucha contra la Desertificación (UNNCCD), que se realizó entre el 22 de setiembre y el 2 de octubre en un hotel de Buenos Aires.

El funcionario afirmó que en el encuentro se acordó la necesidad de monitorear y determinar los indicadores para conocer en detalle la situación actual, el progreso y cómo luchar contra la desertificación.

Además, destacó que "no hay seguridad mundial sin seguridad alimentaria" en las zonas secas y que "se necesita un acuerdo verde" por parte de los países desarrollados para trabajar en esos lugares, al aludir a la necesidad de un compromiso político de las potencias.

Gnacadja informó que el próximo encuentro de la Convención de la ONU de Lucha contra la Desertificación se llevará a cabo en Corea del Sur en 2010.

Fuente: Globovisión/AFP

Leer más...

Greenpeace alza su pancarta y pide más compromiso al mundo

Greenpeace ha hecho acto de presencia en l’Umbracle de la Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia, lugar donde comenzó la 27ª reunión plenaria del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Ocasión que han aprovechado para enviar un mensaje claro y directo a los dirigentes al mostrar una pancarta de 400 metros cuadrados en la que se puede leer: “Peligro: salvemos el clima ya”. La iniciativa que busca llamar la atención de las autoridades de la penúltima ronda de negociaciones climáticas a celebrarse próximamente en Bangkok antes de la esperada Cumbre de Copenhague.

A traves de este acto, la organización ecologista exige que tanto la Unión Europea como Estados Unidos se comprometan más en la problemática del cambio climático y que asuman definitivamente como potencias que son financiar la mayor parte del gasto invertido en esa lucha, asi como alinear los objetivos de reducción de emisiones de C02 algo que ha sido muy complicado de hacer hasta la fecha. Otras potencias mundiales como China se niegan a aceptar estos compromisos con el medio ambiente, pues para ellos puede suponer un gasto muy elevado.

Lo que está claro es que quedan 68 días para la Cumbre de Copenhague y todavía no hay ningún acuerdo concreto entre el mundo y sus dirigentes quienes parecen no tener muy claro qué es lo que hay que hacer para aportar un granito de arena y salvar así, el planeta Tierra.

Leer más...

Frase de la Semana



“La tierra no es del hombre, el hombre es de la tierra”

Anónimo

Leer más...

Menos carbono puede significar más crecimiento

Los gobiernos que debatan un documento sucesor del Protocolo de Kyoto en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que tendrá lugar en Copenhague en el curso de este año, deberían adoptar fuertes incentivos para reducir las emisiones de gases de invernadero. Esto podría activar las inversiones privadas y contribuir a alimentar la recuperación.

Los gobiernos que debatan un documento sucesor del Protocolo de Kyoto en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que tendrá lugar en Copenhague en el curso de este año, deberían adoptar fuertes incentivos para reducir las emisiones de gases de invernadero. Esto podría activar las inversiones privadas y contribuir a alimentar la recuperación.

Hace años que se ven claramente los amplios lineamientos de la respuesta necesaria de la sociedad al calentamiento global. Un sistema que imponga un límite máximo a las emisiones de CO2 y a los niveles permitidos de comercio de derechos de emisión, encauzaría recursos hacia las medidas de reducción más rentables. Por otra parte, la amplia adopción de estándares de eficiencia para artefactos electrodomésticos, vehículos y edificios ayudaría a las empresas y a los individuos a utilizar menos energía.

Además, varias iniciativas específicas de política podrían ayudar a los gobiernos y a la sociedad a aprovechar más la agilidad y el poder de innovación de las compañías en busca del control de las emisiones de gases de invernadero:

Apoyar los acuerdos entre grupos de países clave para reducir las emisiones en los principales sectores industriales.
Proporcionar incentivos a las compañías para capturar el CO2 y almacenarlo en condiciones de seguridad bajo tierra, acelerando el despliegue de esta tecnología prometedora.
Recurrir a fondos de tecnología para apoyar el desarrollo y la demostración comercial de nuevas tecnologías con gran potencial en cuanto a reducir las emisiones de CO2, como los biocombustibles avanzados.
Hasta ahora, la meta de los negociadores era lograr un acuerdo aceptable tanto para los países desarrollados como para los países en desarrollo. Si bien esta meta no ha variado, ha sido hasta ahora increíblemente compleja y difícil de lograr.

Un posible paso sería acuerdos entre grupos más pequeños de países clave para imponer un límite máximo a sectores individuales de sus economías que emiten grandes volúmenes. Esos acuerdos podrían ser elementos importantes para el logro de un acuerdo más amplio. Los sectores a destacar serían la generación de electricidad, que representa alrededor del 35% de las emisiones globales de CO2, la fabricación de cemento y sustancias químicas, y la producción de acero.

La participación de un número limitado de los países más importantes facilitaría un compromiso. Tales acuerdos mitigarían las inquietudes de industrias globales sumamente competitivas en el sentido de que las normas estrictas sobre emisiones en una región podrían representar una desventaja para sus compañías en comparación con rivales de otros países con políticas menos estrictas.

Como ejemplo hipotético, un acuerdo sobre emisiones de centrales eléctricas alimentadas a carbón podría incluir a usuarios grandes como China, la Unión Europea, India, Japón y Estados Unidos, que juntos representan aproximadamente el 80% de la capacidad electrógena alimentada a carbón a nivel mundial. Un acuerdo semejante podría incluir mecanismos de transferencia de tecnología limpia del carbón, de países desarrollados a países en desarrollo. Los sistemas de límites máximos y de comercio de emisiones podrían proporcionar una posible fuente de fondos a través de subastas de derechos de emisión.

La necesidad es urgente. Tan sólo Asia construirá alrededor de 800 gigavatios de nueva capacidad electrógena alimentada a carbón en los próximos 10 años, cifra equivalente a la capacidad electrógena total de la Unión Europea en la actualidad. Una vez construidas, las plantas emitirán más de 4.000 millones de toneladas anuales de CO2 – aproximadamente lo mismo que las emisiones totales relacionadas con la energía en la UE – y funcionará durante 30 años o más.

Los encargados de las negociaciones deberían hacer que la captura y el almacenamiento de CO2 (CAC) cobren carácter de prioridad. Si bien el mayor uso de energía renovable y de energía nuclear contribuiría a reducir las emisiones, no bastará por sí solo para estar a la altura de la demanda energética, de rápido crecimiento. Es innegable que los combustibles fósiles continuarán siendo la principal fuente mundial de energía durante décadas.

En efecto, la "limpieza" de combustibles fósiles es un puente necesario y esencial para un futuro bajo en carbono. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, de las Naciones Unidas, manifiesta que la CAC podría contribuir hasta el 55% de las reducciones de emisiones que los científicos consideran necesarias este siglo para hacer frente al calentamiento global. Sin embargo, las compañías se muestran poco dispuestas a invertir en la captura y el almacenamiento porque añaden grandes costos, sin generar ingresos ni renta. Para que la CAC concrete su potencial, las compañías necesitan incentivos para invertir y una manera de ganar dinero.

Los encargados de adoptar políticas deben promover la captura y el almacenamiento de carbono de varias formas. Primero, deben asignar un precio a las emisiones de CO2. Podrían hacerlo imponiendo un límite máximo a las emisiones y creando un mercado en el que las compañías pudieran comprar y vender derechos de emisión, como en el Programa Europeo de Comercio de Emisiones. En segundo lugar, la CAC tiene que estar reconocida dentro del Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto, a través del cual los países desarrollados pueden invertir en proyectos de reducción de emisiones en países en desarrollo.

Por último, los gobiernos deben fomentar el desarrollo y la demostración comercial de tecnologías prometedoras para un futuro energético bajo en carbono. La gran baja de los precios de la energía en los últimos meses hace que sea menos probable que los inversores privados decidan arriesgarse con tecnologías no comprobadas.

Es evidente que los erarios faltos de fondos tendrán dificultades en proporcionar dinero, pero los programas de comercio de emisiones pueden proporcionar una fuente alternativa. Por ejemplo, la Unión Europea reservó recientemente 300 millones de derechos de emisiones comerciables, a asignar a proyectos innovadores de energía renovable o a proyectos de almacenamiento de CO2. Según el precio de mercado de una tonelada de CO2, podría representar una asistencia de aproximadamente 6.000-9.000 millones de euros para crear tecnologías a escala.

Nadie sabe si la crisis económica durará meses o años. Sin embargo, un buen resultado de la reunión de Copenhague será de utilidad para la sociedad durante décadas al generar crecimiento y adoptar medidas para controlar las emisiones de gases de invernadero.

Leer más...

Delegados de 17 grandes economías debaten en Londres sobre cambio climático.

Los representantes de diecisiete grandes economías del mundo, entre ellas Brasil, México, la UE y Estados Unidos, se reúnen entre hoy y mañana en Londres para debatir sobre el cambio climático, en un intento de acercar posiciones de cara a la cumbre de Copenhague.

El Foro de las Economías Principales sobre Energía y Clima (FEP), instituido por EEUU y que celebró su primera reunión de gobernantes en la cumbre del G-8 en Italia, pretende ser un espacio informal de intercambio de ideas que complementa otras iniciativas, como el Foro de Liderazgo en Captura de Carbono y las negociaciones oficiales de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático.

En la reunión de Londres, a nivel de delegados de los líderes, se tratarán los mismos asuntos que determinan las negociaciones para la cita de Dinamarca, en la que 184 signatarios del Protocolo de Kioto intentarán acordar un nuevo marco que sustituya a ese tratado, que expira en 2012.

Según el ministro británico de Energía, Ed Miliband, anfitrión del Foro, es importante que todos los países se pongan de acuerdo en limitar el calentamiento del planeta a sólo dos grados de aquí a 2050, en coherencia con los estudios científicos que alertan de los riesgos de superar ese umbral.

Para conseguir mantener la temperatura por debajo del tope, los expertos calculan que habría que reducir las actuales emisiones de 50 a 44 gigatoneladas para 2020 y a 20 gigatoneladas para 2050.

Por otra parte, de acuerdo con la posición británica, todos los Estados deben ser responsables de reducir sus emisiones, tanto los desarrollados -con el compromiso ya adquirido de recortarlas en un 80 por ciento para mitad de siglo- como en desarrollo, aunque hay que introducir medidas para facilitar la tarea a los países más pobres.

La financiación de la transición a una economía verde, con la posible combinación de un mercado global de emisiones de carbono con las aportaciones económicas de los países, es uno de los puntos más importantes a acordar en Copenhague y que también se debatirá en el encuentro de Londres.

"Hoy es el principio del final del juego. A sólo 50 días de la cumbre de Copenhague, tenemos que aumentar las apuestas. El Reino Unido está decidido a ponerlo todo porque hay mucho en juego", declaró Miliband antes de la reunión.

Aunque de la reunión de Londres no hay que esperar un acuerdo formal, debe servir para ir poniendo "piezas en un puzzle muy complicado", según el ministro.

En días pasados, Miliband afirmó que, para asegurar el éxito de la cita danesa, es clave que asistan los gobernantes, especialmente el presidente de EEUU, Barack Obama.

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha anunciado que acudirá a la cumbre, que se celebrará del 7 al 18 de diciembre.

Al Foro de Economías Principales celebrado en la capital británica asisten Australia, Brasil, Canadá, China, la Unión Europea, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Corea, México, Rusia, Suráfrica, el Reino Unido y Estados Unidos.

También están presentes delegados de Suecia, como presidenta de turno de la UE; Dinamarca, anfitriona de la cumbre auspiciada por la ONU, y representantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Fuente: Globovisión/EFE

Leer más...

Combinación Perfecta: Luces con alimentación solar y eólica


Los dispositivos que funcionan con energía solar no siempre encuentran todas las facilidades del mundo. Desafortunadamente, el sol es muy caprichoso y hay días en los que permanece oculto durante 24 horas. Idéntica situación sufren los dispositivos que funcionan gracias a la energía eólica. No siempre hace viento y eso hace que haya días en los que se genere muy poca energía.

Pensando en estos dos problemas, los diseñadores industriales Zhou Qian y Tao Ma han creado Nature Power Light Your Road, un aparato que consigue captar la energía de los rayos del sol y también la procedente del viento. Así, la probabilidad de estar generando energía es mucho mayor en comparación a cuando solo hay una fuente de alimentación posible.

El dispositivo tiene forma de flor y su función es iluminar la calzada gracias a sus luces LED. Su funcionamiento es ideal para que las baterías estén recargadas en todo momento, pues pocos son los días en los que no hace nada de viento y el sol está escondido. El ahorro eléctrico es considerable a largo plazo.

Leer más...

El rascacielos más emblemático se vuelve ecológico

Los propietarios del emblemático Empire State, que cumple ya 77 años, anunciaron un programa de reformas dotado con 500 millones de dólares (375 millones de euros) para reducir el 38% de su consumo energético y sumarse así a la lucha contra el cambio climático.

Así lo explicaron este lunes el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, y el ex presidente estadounidense Bill Clinton. Este último explicó que la iniciativa forma parte del programa que lleva su nombre, que se desarrolla en 40 de las mayores ciudades del mundo, a favor del medio ambiente. "Con estos innovadores proyectos, además de proteger al planeta, se reactiva la economía", señaló Clinton.

Según El País, el representante de la empresa propietaria del Empire, Anthony Malkin, añadió por su parte que una de las claves para reducir las emisiones contaminantes en grandes ciudades como Nueva York, donde la aportación de los edificios comerciales y residenciales llega hasta el 70%, está no sólo en intentar que los nuevos edificios sean respetuosos con el medio ambiente, sino en "reducir los costes energéticos de los que ya están construidos".

La remodelación del edificio, que tiene 102 pisos y se construyó en 1931, afecta a sus sistemas eléctrico y de ventilación. Además, desde 2008 se desarrolla un escrupuloso protocolo de reciclaje y se utilizan materiales de limpieza y de control de plagas ecológicos. Los cálculos realizados por los propietarios cifran en 4,4 millones de dólares el ahorro anual en energía.

En la puesta en marcha del programa, que espera convertirse en modelo para otros edificios, participan la Iniciativa Clinton sobre el Cambio Climático, otras organizaciones como el Rocky Mountain Institute y empresas como Johnson Controls y Jones Lang LaSalle.

Leer más...

Reciclaje de vidrio

El vidrio es 100% reciclable. Su reutilización representa un ahorro de energía y de residuos mineros significativo.


Con la energía que ahorra el reciclaje de una botella se puede mantener encendido un bombillo de 100 watios durante 4 horas
Opta siempre por consumir productos en envases de vidrio retornables, incentiva el reciclaje.

Tu aporte es necesario. Actúa, es el momento!

Leer más...

Ladrillos Ecológicos

El mundo de la construcción da un paso adelante y se suma al cuidado del medio ambiente con la fabricación de “Ladrillos Ecológicos”, si están leyendo bien, la empresa estadounidense Calstar, especializada en la fabricación de materiales sostenibles para la construcción, acaba de presentar un nuevo método para la creación de ladrillos ecológicos que son capaces de reducir el consumo energético y el impacto medioambiental hasta en un 85%.

Este innovador proceso se lleva a cabo gracias a la ceniza de Carbón producida de centrales termoeléctricas de carbón y se transforma en ladrillo con tan sólo 10 horas de cocción a una temperatura que ronda los 212 grados. Se calcula que el ahorro energético se puede cifrar, entre el 80 y el 90%, además de reducirse en un 85% las emisiones de gases de efecto invernadero.

Actualmente en la industria alfarera se suelen emplear 24 horas de cocción y 2.000 grados de temperatura para la fabricación de material prima, por lo que el avance es muy importante y puede tener efectos muy positivos a mediano y largo plazo. Según Calstar, venderán más de 12 millones de ladrillos durante el primer año, pues ya hay 16 empresas interesadas en comprarlos.

Leer más...

Una nota menos de contaminación

Buenas noticias para el medio ambiente y los cibernautas, con el fin de contribuir con el medio ambiente, las empresas Intel y Microsof, incentivan a sus usuarios a descargar música o software directamente a la computadora vía Internet y así, descartar la idea de comprar CD en físico. Si consideramos , todos los efectos ambientales y el consumo energético que conlleva la reproducción de Un CD se darían cuenta que el costo real al medio ambiente seria de 3.200 gramos de CO2 ya que todo el proceso incluye desde la fabricación, distribución, producción, insumo, embalaje, transporte, consumo eléctrico en tiendas, desplazamiento del consumidor al comercio y finalmente consumo eléctrico en cualquier equipo reproductor, mientras que descargar música directa a su computadora o MP3 es más sencillo y no produce gran impacto en el ecosistema. Con esta gran iniciativa reduciremos en mas de un 70% las emisiones de CO2 en el medio ambiente.

Leer más...

El cambio climático nos afecta a todos: ¡comprométase!

El tiempo apremia. Antes de que acabe el año, Dinamarca acogerá uno de los acontecimientos políticos más importantes de nuestro tiempo. En tan sólo 10 meses, abriremos las puertas del Bella Center de Copenhague y, durante un par de semanas, se llenará de ministros de aspecto severo, negociadores atareados y representantes entusiastas de varias ONG.

La tarea es sobrecogedora. 192 países deben llegar a un acuerdo que pueda limitar el que quizá sea el mayor reto al que se enfrenta la humanidad en el siglo XXI: el cambio climático antropógeno.

Las consecuencias son nefastas y ya se están produciendo. En todo el mundo, el tiempo está cambiando. Las precipitaciones son cada vez más torrenciales; las tormentas, más duras; y las sequías, más prolongadas. El deshielo de los casquetes de hielo en Groenlandia y el Ártico se está acelerando y los niveles del mar se están elevando. Los hábitats de plantas y animales se ven amenazados. La producción alimentaria está en peligro.

El año pasado, observé con mis propios ojos cómo la subsistencia de los pobres granjeros de Mali se vio amenazada por una prolongada sequía y, a continuación, ahogada literalmente por cascadas de lluvia. El respectado economista inglés Lord Nicholas Stern predice que millones o incluso cientos de millones de personas podrían haberse convertido en refugiados climáticos en 2050, huyendo de la falta de agua, las hambrunas y los desastres naturales.

Por si fuera poco, el cambio climático está en un momento clave. Si no se detiene, el aumento de temperatura puede desencadenar una avalancha de efectos que aumentará el ritmo de los cambios dramáticamente y hará que éstos sean irreversibles. Según el Dr. Pachauri, premio Nóbel y presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), sólo tenemos diez años para invertir esta tendencia.

En su cuarto informe de evaluación, el IPCC, que consta de más de 2.000 científicos e investigadores, llegó a la conclusión con una certidumbre de más del 90% que las actividades humanas han contribuido al calentamiento global. El aumento de temperatura está causado por una cantidad cada vez mayor de gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre, entre ellos CO2. Las emisiones de CO2 provienen principalmente del uso humano de combustibles fósiles como el carbón y el petróleo.

En cualquier caso, tenemos que ser más inteligentes en el futuro: En 2050, habrá 9.000 millones de habitantes en el planeta; de ellos, 8.000 millones vivirán en lo que hoy denominamos países en vías de desarrollo. En mi opinión, esto demuestra que el crecimiento económico debe ser un crecimiento sostenible. Los recursos mundiales son escasos. La eficiencia energética y la búsqueda de nuevas soluciones energéticas más inteligentes son tareas fundamentales en los años venideros.

En Copenhague no se resolverán todos los retos del cambio climático de una vez por todas. Pero si todo va bien, la conferencia puede convertirse en el momento en que los líderes mundiales se unieron y tomaron pasos significativos para limitar el peligroso y destructivo cambio climático.

Es un gran honor acoger este acontecimiento. Dinamarca acepta esta tarea con humildad y consciente de que, por mucho que nos esforcemos, no hay garantías de éxito. Trabajaremos para conseguir un resultado ambicioso. Sin embargo, si un país no está de acuerdo, todo el proyecto puede desmoronarse. Así pues, como anfitriones, tenemos obligaciones especiales. Debemos escuchar y moderar. Debemos asegurarnos de llegar a un acuerdo y de que todos los países lo aceptan.

No obstante, además de escuchar y moderar, tenemos otro trabajo importante: incluir a todo el mundo. Personalmente, creo que es muy importante que la conferencia no se limite a un grupo restringido de actores profesionales: políticos, burócratas y empresarios.

El cambio climático nos afecta a todos. Se trata de las elecciones que hacemos cada día. Contribuimos al cambio climático cada vez que cogemos el coche, cada vez que encendemos la televisión, cada vez que volamos en avión. Así puede, todo el mundo tiene una responsabilidad personal para actuar y comprometerse.

Leer más...

25 millones de niños pasarán hambre por el cambio climático en 2050

La población de la Tierra será un 50 por ciento mayor que la actual en 2050. Los desafíos serán enormes aun sin cambio climático. Los habitantes en los países en desarrollo tendrán acceso a 2.410 calorías diarias en 2050, 286 calorías menos que en 2000; en África será de 392 menos; y en los países industrializados de 250 menos.

Este drama puede evitarse con una inversión de 9.000 millones de dólares anuales para aumentar la productividad agrícola y ayudar a los granjeros a afrontar los efectos del calentamiento global.

El efecto adverso del cambio climático en la producción de alimentos causará que 25 millones de niños pasen hambre en 2050 si no se toman medidas para evitarlo, advirtió el Instituto Internacional de Política Alimentaria (IFPRI) en una conferencia en Bangkok.

«Este drama puede evitarse con una inversión de 9.000 millones de dólares anuales para aumentar la productividad agrícola y ayudar a los granjeros a afrontar los efectos del calentamiento global», afirmó en un comunicado el investigador Gerald Nelson, uno de los autores del informe del IFPRI.

«Mejores carreteras, sistemas de riego, acceso a agua potable y escolarización para chicas son esenciales», agregó Nelson, en el marco de la conferencia sobre cambio climático que se celebra en Bangkok para prepara la cumbre de Copenhague en diciembre.

El estudio mantiene que los habitantes en los países en desarrollo tendrán acceso a 2.410 calorías diarias en 2050, 286 calorías menos que en 2000; en África será de 392 menos; y en los países industrializados de 250 menos.

Los líderes del G-20 acordaron la semana pasada en Pittsburg (Estados Unidos) donar 2.000 millones de dólares (unos 1.440 millones de euros) para combatir el hambre, mientras que la ONU anunció una cumbre sobre el problema en noviembre.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, presionó el pasado fin de semana al Banco Mundial y a otras instituciones multilaterales para que aumenten sus contribuciones al tercer mundo, en un momento en que «aún más personas no tienen acceso a alimentos porque los precios son increíblemente altos a causa de la crisis económica o la falta de lluvias».

Nelson opinó que las crisis alimentaria del año pasado, cuando las informaciones de escasez de alimentos básicos desataron protestas en numeroso países pobres y emergentes, fue una llamada de atención.

«La población de la Tierra será un 50 por ciento mayor que la actual en 2050 (...) los desafíos serán enormes aun sin cambio climático», añadió el investigador.

Fuente: EFE

Leer más...

La superpoblación y el cambio climático provocan una crisis hídrica

La superpoblación, el cambio climático y la expansión de la agricultura están estrangulando las fuentes que proporcionan agua al mundo y lo abocan a una grave crisis del agua.

El documento titulado "El Agua en un Mundo en Cambio" dibuja un dramático panorama de la situación de los recursos hídricos del planeta y alerta sobre la crisis que se podría afrontar en un futuro cercano. "El agua está vinculada a las crisis del cambio climático, de la energía, de los alimentos y a las dificultades de los mercados financieros", afirma el estudio elaborado con la aportación de 24 agencias de Naciones Unidas.

Advierte de que si no se aborda esta situación, se puede llegar "a una crisis del agua que provoque inestabilidad y conflictos".

El estudio de 348 páginas señala en primer lugar que el crecimiento de la población del mundo de los actuales 6.800 millones a 9.000 millones en 2050 disparará dramáticamente el consumo de agua para uso personal y para el regadío.

En ese sentido, destaca que la demanda global de agua aumenta anualmente en 64.000 millones de metros cúbicos, que es el equivalente al consumo en ese mismo período de un país como Egipto.

Un 70 por ciento de esa agua se dedica al regadío agrícola y a la producción ganadera necesaria para producir la cantidad de alimentos que requiere el aumento de población, según el informe.

Además, ese crecimiento demográfico se producirá en las áreas urbanas de los países más pobres que dependen de ríos y acuíferos que suelen estar contaminados por la actividad humana.

Los autores del informe indican que la degradación medioambiental cuesta miles de millones de dólares, particularmente en regiones como Oriente Medio y el norte de África donde se gastan en esta materia entre el 2,1 y el 7,4% del Producto Interior Bruto (PIB).

La situación obliga a muchos gobiernos a perforar en busca de acuíferos más profundos, que a su vez se agotan porque las cada vez más escasas lluvias impiden que se vuelvan a llenar.

"En muchas partes del mundo ya se están imaginando un futuro en el que no dispongan de fuentes hídricas fiables", indica.

Los gobiernos se gastan cada año entre 92.400 millones de dólares y 148.000 millones de dólares en la construcción y mantenimiento de la infraestructura hídrica, los servicios sanitarios y el regadío, según la ONU.

Por otra parte, la reducción de los glaciares y de las capas de nieve en las montañas a causa del aumento de las temperaturas globales supone un peligro para el 15 por ciento de la población mundial que depende del agua producido por el deshielo.

También señala que los cambios provocados en el clima por el calentamiento global pueden agravar las inundaciones y las sequías.

"En muchos lugares, los fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el agua son más frecuentes y destructivos", asegura el documento.

Los autores del informe advierten que el agua forma parte de una compleja red de factores que determinan la prosperidad y la estabilidad, por lo que su escasez incrementa la pobreza y aumenta la posibilidad de que se produzcan conflictos.

Por último, resalta que el mundo está en camino de cumplir el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) que establece la reducción a la mitad en 2015 de las personas sin acceso a agua potable.

Sin embargo, no parece que se pueda lograr una reducción en esa misma proporción de las poblaciones que carecen de servicios sanitarios higiénicos.

Leer más...

La Tierra Verde y su Fotosíntesis

Los rayos del sol son los que proporcionan su energía a los seres vivos. Alguna vez se ha dicho que “la vida es una pequeña corriente eléctrica alimentada por el sol”. Pero, la fotosíntesis ¿qué es?

Los dos principales eventos de este ciclo de la energía, la fotosíntesis de las plantas y la respiración de los animales, ilustran maravillosamente esta definición. En ambos casos, el proceso en cuestión se remonta a electrones que liberan energía pasando de una órbita alta a una órbita baja con respecto al núcleo. De allí, la idea de que la vida es una pequeña corriente eléctrica.

La clorofila es, precisamente, a la que la tierra le debe, también, en parte su color: el verde, que es responsable de la fotosíntesis. La clorofila es un pigmento verde que sirve de catalizador en una reacción que produce glucosa a partir de una mezcla de dióxido de carbono y de agua.

Para romper los lazos de dióxido de carbono y de agua se requiere energía. Y para crear vínculos entre los mismos átomos en el interior de la glucosa se requiere aún más energía. Esta energía proviene del sol, más específicamente de las partículas que constituyen la luz, los fotones. Cuando faltan electrones, los fotones los proyectan en una órbita más alta desde donde caen y emiten la energía necesaria para las reacciones químicas.

La nueva energía se halla así almacenada en los lazos de la glucosa. Esta molécula es el equivalente a un termo o a una pila eléctrica. Es una estrategia de la naturaleza para poder conservar la energía y transportarla de un lugar a otro.

De este modo, este nuevo proceso de energía solar puede tener dos destinos y ambos son conocidos como fotosíntesis: la clorofila que actúa sobre las plantas y la glucosa que actúa sobre el cuerpo de los animales.

En ambos casos se trata de una energía nutritiva.

Fuente: L’Encyclopédie de L’Agora

Leer más...

El Este de África sufre la mayor sequía en décadas

África del Este sufre la mayor sequía en décadas. Más de 23 millones de personas en siete países pueden perderlo todo. Todos los expertos señalan al mismo culpable: la tala de árboles indiscriminada que en apenas 15 años ha mermado el bosque de Mau (Kenia), el verdadero sumidero de África oriental.

El asentamiento ilegal de más de 20.000 familias desde los años 90, y la consecuente tala de árboles y uso de la tierra para agricultura, está provocando un verdadero "desastre ecológico", según los expertos. En apenas dos décadas, un cuarto de la reserva de Mau –unas 100.000 hectáreas- han sido despobladas de árboles e "invadidas" por asentamientos.

Ante la alarma por la falta de lluvias actual -que ha obligado a restricciones de agua y electricidad nunca vistas en toda la región-, el Gobierno ha lanzado una campaña para realojar a los ocupantes de la reserva natural. De momento, los esfuerzos han caído en saco roto. Los habitantes de Mau se niegan a abandonar la tierra que dicen les fue entregada en el pasado.

Y es que muchos en África no entienden por qué culpan a la tala de árboles de la falta de agua y, en consecuencia, de la ausencia de alimentos y del fallecimiento de ganado. Pero lo cierto es que los expertos coinciden en señalar que la tala de árboles ha acabado con el "mecanismo natural" que mantiene el ecosistema vivo.

Según un informe de Naciones Unidas, la importancia del bosque Mau para Kenia, Tanzania, Somalia, Uganda, Sudán, Yibuti e incluso Egipto consiste en la "regulación natural que el ecosistema hace de los flujos de los ríos, lo que evita inundaciones, falta de agua y reduce la erosión del suelo".

"Llueve mucho en Kenia, pero solo en la estación de lluvias. Luego vienen cuatro meses en los que no cae ni una gota", explica Christian Lambrechts, de la oficina del Programa de Medio Ambiente de la ONU (UNEP), en Nairobi. "Es fundamental tener una zona tapón, un sistema que permita dosificar el agua y que la suelte gradualmente a los ríos durante la época seca. Esa zona tapón es el bosque de Mau", concluye el experto, quien advierte de que "si se elimina este ecosistema, se reduce la humedad en la reserva, lo que se traduce en ausencia de agua durante la época seca".

"Elementos intrusivos"

El UNEP se ha unido a los esfuerzos del Gobierno para salvar al que consideran "el mayor ecosistema de follaje denso del mundo". En pocos años, Naciones Unidas denuncia que ha perdido más del 25% de sus especies naturales "debido a elementos intrusivos".

Más grande que la reserva del Monte Kenia y que el parque de los Aberdares, el bosque Mau alimenta seis lagos (el lago Victoria, una de las fuentes del Nilo; Nakuru, Natrón, Baringo y Magadi). Además, es la fuente de agua de ocho reservas de vida salvaje, entre otras las famosas Masai Mara y Serengueti, en la frontera entre Kenia y Tanzania. En total, se estima que 10 millones de personas dependen directamente del agua que alberga.

El impacto del aparentemente inocente carbón que muchos africanos utilizan para cocinar y hervir el agua (fuente de enfermedades) es escalofriante, como recuerda Wangari Maathai, Premio Nobel de la Paz y una de las voces más respetadas en Kenia. "No dejo de decirle a la gente que si siguen destrozando los bosques, los ríos se secarán y morirán de hambre y sed", declaró recientemente la líder del Movimiento Cinturón Verde, que aboga por la repoblación de los bosques africano

Pero, muchos critican que se eche la culpa de todo a los africanos más pobres, aquellos que tienen en el carbón su principal y única fuente de generación de energía. Y es que solo el 7,5% de la población rural de África subsahariana tiene acceso a electricidad. A menos que se actúe de forma radical e inmediata, la madera de los árboles continuará siendo la principal y única fuente de energía para muchas familias africanas.

Fuente: Diario El Mundo (España)

Leer más...

Guía de electrónicos verdes













Greenpeace actualizó su guía de electrónicos verdes donde evalúa y rankea a los 18 fabricantes más importantes de computadores, teléfonos móviles, televisiones y consolas según sus políticas en el uso de químicos tóxicos, reciclaje y cambio climático.

Nokia continúa encabezando la lista como la empresa más verde y Nintendo cerrándola. Apple subió del puesto número 11 al 9 y Sony del 12 al 8.El documento completo pueden descargarlo desde acá.

Leer más...

Wyclef y Timberland se unen para producir línea de botas ecológicas

Wyclef Jean se unió a The Timberland Co. para vender una línea de calzado inocuo para el medio ambiente y apoyar la reforestación de su nativa Haití.

El cantante, que alcanzó la fama con el grupo The Fugees antes de lanzarse como solista, colaboró con la fabricante de ropa y zapatos de Nueva Hampshire en una colección de 16 botas que sale a la venta en noviembre.

Timberland también venderá camisetas diseñadas por niños haitianos así como una nueva línea de camisas y sombreros orgánicos en los conciertos de Jean. Parte de las ganancias irá a la Fundación Yele Haiti del artista.

En una entrevista con la AP, Jean dijo esperar que la iniciativa inspire a los niños y le dé un nuevo rostro a su tierra. La sociedad es parte del programa de Timberland Earthkeepers, que promueve el activismo social y medioambiental.

Fuente: AP

Leer más...

El camino hacia adelante en cuestión del cambio climático

La crisis financiera ha acaparado la atención de la mayoría de los líderes del mundo. Sin embargo, por elevado que sea el precio de un rescate global, una cosa es segura: será muy poco comparado con los enormes costos –y las profundas consecuencias humanas—de retrasar las acciones sobre el cambio climático.

Hay una especie de belleza en esta difícil situación: si actuamos sabiamente, podemos atacar ambas crisis a la vez. Las negociaciones sobre cambio climático del próximo año ofrecen una oportunidad sin precedentes para crear una economía mundial más lucrativa, segura y sostenible.

Los retos de hoy son muchos: finanzas, alimentos y energía, por ejemplo. No obstante, comparten una misma causa: los intereses especulativos y a menudo miopes han suplantado al interés común, las responsabilidades comunes y el sentido común.

Ese mismo pensamiento a corto plazo caracteriza la dependencia del mundo de los combustibles fósiles. No podemos acabar con esa dependencia de la noche a la mañana. No obstante, reconocemos que seguir dedicando billones de dólares a crear infraestructura basada en el carbón y a dar subsidios a los combustibles fósiles es como invertir en bienes raíces de alto riesgo. En esencia, estamos hipotecando el futuro de nuestros hijos para financiar un estilo de vida inherentemente insostenible e injusto. El mayor riesgo que corremos es seguir por este camino. Así pues, ¿cómo comenzamos a abordar el gigantesco reto de dar nuevas herramientas a nuestra economía global, preservar el planeta y sacar de la pobreza a miles de millones de personas?

La respuesta es ocuparse con seriedad del cambio climático. Además, este es el momento de hacerlo –no a pesar de la crisis financiera sino debido a ella. No hay que desperdiciar la oportunidad que nos presenta esta crisis.

La reunión que se celebrará en Poznan esta semana es un paso importante. Tenemos únicamente doce escasos meses para forjar los elementos de un acuerdo global sobre el cambio climático antes de que los líderes mundiales se reúnan en Copenhague el próximo diciembre. Si trabajamos juntos, guiados por un sentido de urgencia y destino común, estas negociaciones pueden ayudarnos a dirigir la nave de la economía mundial hacia aguas menos turbulentas, más verdes y a puerto seguro.

Creemos que la mejor inversión en nuestro futuro colectivo es ampliar la economía verde de bajo consumo de carbón. Es una inversión con enorme potencial de prosperidad y rentabilidad. Pero requiere que establezcamos un nuevo acuerdo sobre cambio climático ahora –un acuerdo que todos los países puedan aceptar. Debe ser exhaustivo y ambicioso y debe fijar objetivos claros de reducción de emisiones, adaptación, financiamiento y transferencia de tecnología.

En Poznan, las naciones desarrolladas y en desarrollo deben encontrar una visión compartida de la forma en que esto funcionará y llegar a un acuerdo en el que los países ricos den el ejemplo reduciendo sus emisiones y facilitando al mundo en desarrollo los recursos y conocimientos para reforzar sus propios esfuerzos en la materia.

Las decisiones sobre las inversiones en energía que se tomen ahora fijarán el perfil de las emisiones del mundo durante años. Mientras tanto, el tiempo sigue corriendo. Puede haber consecuencias catastróficas, no sólo para los osos polares, sino para millones de personas.

La adaptación debe ser una parte vital de las negociaciones, al igual que la mitigación. En el cruel cálculo de los desastres, los que tienen menos responsabilidad de causar el cambio climático serán los que sientan primero y de manera más dura sus inevitables efectos. Los países en desarrollo necesitarán apoyo financiero adicional para proteger a los más pobres y vulnerables.

Es esencial llegar a un acuerdo en Copenhague. Pero la ruta hacia un futuro más verde y de bajo consumo de carbón ya se está construyendo en países como Brasil o Bangladesh, Dinamarca o Indonesia. Mediante medidas que van desde las inversiones en energía renovable y vehículos "flex-fuel" (flexibles en combustible) o la reforestación, por todas partes los países se están dando cuenta de que lo verde no es una opción sino una necesidad para recargar sus economías y crear millones de empleos.

Por ejemplo, con las inversiones adecuadas, los países tropicales podrían reducir de manera significativa las emisiones del sector forestal y al mismo tiempo crear empleos verdes. Actualmente la deforestación representa aproximadamente una quinta parte de todas las emisiones de gases de efecto invernadero.

El mes pasado, China anunció un paquete de estímulos económicos de 568 mil millones de dólares; el 25% se dedicará a fortalecer los esfuerzos de conservación, protección ambiental y energía renovable. Esperamos que el nuevo paquete de estímulos ayude a China a emprender un desarrollo más verde y que otros países sigan su ejemplo.

Los Estado Unidos también han indicado que habrá un cambio fundamental y abrupto en su política climática global. En su primer discurso posterior a la elección, Barack Obama declaró que su presidencia “marcará un nuevo capítulo en el liderazgo de los Estados Unidos en materia de cambio climático que fortalecerá nuestra seguridad y creará millones de empleos nuevos”.

Al conjugar los temas de la revitalización económica, la seguridad energética y el cambio climático, Obama ha articulado con claridad los beneficios de cualquier New Deal verde. Celebramos la renovada participación de los Estados Unidos en las negociaciones globales sobre el clima y esperamos su liderazgo para transformar las palabras en políticas concretas que promuevan el crecimiento verde global.

Como ya se han dado cuenta los Estados Unidos, China y muchos otros países, el cambio climático es mucho más que una cuestión ambiental. Es una cuestión de energía, finanzas y seguridad. En efecto, es una cuestión para Jefes de Estado. Instamos a otros líderes mundiales a que se unan a nosotros para forjar una visión compartida de largo plazo de acciones de cooperación que se vuelva realidad en la conferencia del año próximo en Copenhague.

La cooperación global ha sido esencial para manejar la crisis financiera. No lo será menos para manejar el cambio climático, donde los riesgos son mucho mayores. Juntos debemos invertir en la opción más segura – la economía verde.

Leer más...

Las religiones mundiales claman por contener el cambio climático

Los adherentes a las principales religiones del mundo instaron el miércoles a los líderes políticos y empresariales y a los individuos a renunciar a las ganancias a corto plazo y a la codicia para revertir el calentamiento global como un imperativo moral.

Los religiosos formularon su exhortación en una conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió que el cambio climático podría reducir la producción de alimentos un 21% para el 2050 en los países pobres. Y el Banco Asiático de Desarrollo pronosticó que podría provocar un aumento de la emigración hacia ciudades ya atestadas.

“La seguridad alimenticia y energética de todo asiático se ve amenazada por el cambio climático, pero son los pobres —y especialmente las mujeres pobres— quienes son más vulnerables y más proclives a emigrar como consecuencia”, dijo en una declaración la vicepresidenta del banco Ursula Schaefer Preuss en una declaración.

Negociadores de todo el mundo en la conferencia de dos semanas trabajan en un tratado que reemplace el Protocolo de Tokio que expira en el 2012. El pacto debería estar listo para ser presentado en un foro sobre el clima en Copenhague en diciembre, pero está lejos de concretarse.

Los líderes religiosos censuraron a los gobiernos por anteponer las ventajas nacionales a la preservación de la especie humana, y a los negociadores por carecer de un sentido de urgencia.

“Somos una humanidad con un destino común“, afirmó Stuart Scott, director del proyecto Declaración Interreligiosa sobre Cambio Climático. La declaración, avalada por prominentes adherentes al cristianismo, budismo, islam, hinduismo y sikismo, fue entregada a Yvo de Boer, director de clima de la ONU.

“El manejo y la reverencia por la creación son presupuestos centrales de todas las creencias de la tierra”, dijo la declaración.

Fuente: The Associated Press.

Leer más...

1 de Octubre Día Interamericano del Agua

El Día Interamericano del Agua se celebró por primera vez en el año 1992. Esta es una celebración que tiene como propósito la sensibilización de la población y de las autoridades nacionales de la importancia de la conservación del recurso agua. Desde su creación han sido organizadas actividades alrededor de varios temas como por ejemplo, la gerencia de recursos hídricos, la búsqueda de soluciones para los problemas de acceso y calidad del agua de la población en las zonas urbanas y rurales, entre otros.

Surgió como una iniciativa en el seno del XXIII Congreso Interamericano de Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AIDIS), realizado en La Habana , Cuba en 1992, donde tres organizaciones suscribieron la declaración del Día Interamericano del Agua. Las organizaciones firmantes fueron la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria (AIIS) y la Asociación Caribeña de Agua y Aguas Residuales (CWWA). En el año 2002 se incorporó a esta iniciativa la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Leer más...

Reciclaje de papel

Sabías que la fabricación de papel y cartón consume altas cantidades de energía y agua?


Utiliza papel reciclado, el proceso de fabricación de este material a partir de fibras recuperables, supone un ahorro de energía del 70% y evita los graves impactos ambientales relacionados.

Tu aporte es necesario. Actúa, es el momento!

Leer más...