El Océano Ártico no tendrá hielo en verano alrededor del año 2015

Las predicciones planeaban que el Océano Ártico sufriría un incremento de nueve grados durante el siglo XXI y podría estar completamente libre de hielo a finales de siglo. Pero el calentamiento global se ha acelerado tanto que las predicciones han ido rebajando los años.

La profesora de investigación del Centro Superior de Investigaciones Científicas Susana Agustí, indicó que las predicciones del IPCC, grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático, auguran un Océano Ártico libre de hielo en la época estival, alrededor del año 2015 debido al calentamiento de la Tierra.

La investigadora señaló que estas predicciones se han planeado en base al deshielo "sin precedentes" sufrido en el Ártico durante el verano del 2007, en el que se perdió "tanto o más hielo que en los 20 años anteriores", dijo.
Agustí hizo hincapié además en la alta sensibilidad de las regiones polares, frente al calentamiento global, "un calentamiento que se ha visto especialmente incrementado en la región Ártica".

"Las predicciones del IPCC ya planeaban que el Océano Ártico sufriría un incremento de nueve grados durante el siglo XXI y podría estar completamente libre de hielo durante el verano en el año 2070 o finales de siglo. Sin embargo el calentamiento global se ha acelerado tanto que las predicciones han ido rebajando los años, hasta situarnos en las predicciones anteriormente comentadas".

Por otra parte, aseguró que el calentamiento del planeta en la región Ártica conlleva serios impactos ambientales sobre los ecosistemas de la zona, principalmente marinos, puesto que toda la producción en estas áreas polares viene del mar. Así, aseguró que la pérdida de hielo "va a suponer directamente la desaparición del hábitat de toda la macrofauna e importantes cambios que estamos intentando predecir a través de estudios de la producción oceánica".

IMPACTOS SOCIOECONÓMICOS Y POLÍTICOS

Este calentamiento global en la región ártica también conllevará importantes impactos socioeconómicos y políticos pues al liberarse el hielo del Ártico quedará libre una importante zona para la explotación, por diversos países, de recursos submarinos, yacimientos petrolíferos, mineros, etcétera, lo que ha generado un gran debate y una dinámica de reclamación de los estados colindantes sobre las aguas árticas.

Esta dinámica de reclamación será uno de los "grandes problemas" a los que enfrentarse en los próximos años, ya que el Ártico no posee ningún tratado que lo proteja, como es el caso de la Antártida.

0 comentarios:

Publicar un comentario